Roglic triplete de oro en la Vuelta y cuatro victorias de etapa en esta edición, todo un lujo de campeón

0
283

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) no perdonó y se apuntó el triunfo en la contrarreloj final de La Vuelta 21 en la icónica Plaza del Obradoiro, refrendando su tercera victoria absoluta consecutiva en la ronda española. Un éxito tan grande como las dos catedrales (Burgos y Santiago) que encerraron su dominio y que le permite igualar al suizo Tony Rominger, campeón de 1992 a 1994, quedando a un solo triunfo del récord de cuatro de Roberto Heras. El balear Enric Mas (Movistar Team) y el australiano Jack Haig (Bahrain Victorious) salvaron sus posiciones sin mayores apuros y completan el podio definitivo.

El checo Josef Cerny fue el primer corredor en tomar la salida desde la localidad coruñesa de Padrón a las 17.02 horas. Y, dada su condición de especialista, también el primero en atravesar la rampa ubicada frente a la fachada principal de la catedral de Santiago, marcando un tiempo de 45’18”. Tiempo a batir, pues iba dominando con holgura en todos los puntos intermedios. En meta, con una treintena de hombres ya finalizados, sólo se le aproximó el estadounidense Chad Haga (Team DSM) a 27”.

Hasta que llegó el indómito Magnus Cort (EF Education-Nippo), que paró el crono en 44’16”, esto es, 1’02” mejor tiempo que el de Cerny. ¿Sería posible una cuarta victoria para el danés? De momento, veinte minutos después, tan sólo se le había acercado Thymen Arensman (Team DSM), que se colocaba segundo a 38”. Seguía pasando el tiempo y llegando ciclistas a meta, pero lo más noticiable era la calurosa acogida que recibía Fabio Aru por parte de su equipo, Qhubeka, tras dar sus últimas pedaladas como profesional. También cruzaba la meta el australiano Michael Storer (Team DSM), el rey de la Montaña de esta Vuelta. Y se ponían en marcha los mejores de la General, mientras Cort seguía inamovible en la clasificación provisional.

En el primer punto intermedio (km 13), Roglic ya marcaba el mejor tiempo, 20” menos que el danés, mientras Adam Yates (Ineos) le iba ganando la partida a Jack Haig (Bahrain) en el pulso por el tercer cajón del podio. A 9 km de meta, la renta de Roglic sobre Cort había menguado de forma ligera (17”). Se mantenía la emoción por la victoria parcial. Nadie más se acercaba a los registros del danés de EF. Pero Roglic no sabe de regalos y fue a tope hasta la meta, doblando a Mas en los últimos metros y anotándose su cuarta victoria de etapa por apenas 14” sobre Cort Nielsen.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here