Roglic etapa, liderato y el más fuerte en La Vuelta.

0
294

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) asestó el golpe de gracia en busca de su tercer triunfo absoluto y consecutivo en La Vuelta tras imponerse en solitario en los Lagos de Covadonga al final de una etapa 17 pasada por agua y en la que el bicampeón atacó a más de 60 kilómetros de la línea de meta en compañía del colombiano Egan Bernal (Ineos Grenadiers). Una exhibición en toda regla ante la que nada pudieron hacer sus rivales, que coloca al esloveno al frente de la General con 2’22” sobre Enric Mas (Movistar Team), mientras el noruego Odd Christian Eiking (Intermarché-Wanty) se despedía de La Roja tras cruzar la meta a casi nueve minutos y medio.

La jornada, de 185,8 km, partió de la localidad cántabra de Unquera y nada más darse el banderazo de salida atacaron seis hombres: el corredor de la tierra Pelayo Sánchez (Burgos-BH), Cesare Benedetti (Bora-Hansgrohe), Mauri Vansevenant (Deceuninck-Quick Step), Arnaud Démare y Olivier Le Gac (Groupama-FDJ) y Dylan Sunderland (Team Qhubeka NextHash), a los que se sumaron diez km después Jan Tratnik (Bahrain Victorious) y Robert Stannard (Team BikeExchange), si bien el pelotón anuló esa primera tentativa de escapada en el km 24.

Poco después salió del grupo otro octeto compuesto por Alex Krieger (Alpecin-Fenix), Mark Padun (Bahrain Victorious), Kevin Geniets (Groupama-FDJ), Andreas Kron (Lotto Soudal), Damien Howson (Team BikeExchange), Michael Storer (Team DSM), Bert-Jan Lindeman (Team Qhubeka NextHash) y Joe Dombrowski (UAE Team Emirates). Tampoco fueron muy lejos. Ni ellos ni Jan Polanc (UAE Team Emirates), que rodó por delante unos kilómetros tras coronar en cabeza el Alto de Hortigueru (3ª).

Sin novedad se llegó a la primera subida a La Collada Llomena, donde se destacó un grupo de unos 30 hombres. Aunque lo más noticiable fue el ataque posterior de Mikel Landa (Bahrain Victorious), que salió del pelotón y alcanzó a los de cabeza antes de la cima, mientras el líder Odd Christian Eiking (Intermarché-Wanty) empezaba a sufrir.

En el descenso se marchó por delante Olivier Le Gac (Groupama-FDJ), con 30” sobre un grupo de 24 corredores con Landa, De la Cruz, Storer, Aru o Ion Izagirre. El pelotón, un minuto más atrás, con Eiking de nuevo incluido. A 75 de meta, y bajo la lluvia, ya sólo quedaba al frente Le Gac con 45” de renta. Aunque el francés fue absorbido en la segunda subida a La Collada Llomena, cuando se produjo el brutal ataque de Egan Bernal (Ineos) al que sólo pudo responder Primoz Roglic (Jumbo).

El colombiano y el esloveno se entendieron a la perfección y fueron abriendo más y más hueco sobre un grupo perseguidor tirado por Bahrain, luego con ayuda de Cofidis y Bora, no así Movistar. El pulso lo ganaba siempre el dúo, hasta que Roglic soltaba a Bernal a 7,7 km de meta y se iba en busca de la gloria, mientras el de Ineos era alcanzado por el grupo de Mas y Haig en el último kilómetro, quedando sin premio.

La reacción del ganador Primoz Roglic (Jumbo-Visma): “En el ciclismo siempre hay riesgo, pueden pasar muchas cosas. Pero hoy ha ido bien. Me gustó mucho. Es un día súper lindo para mí y para todo el equipo. No pensé en nada, simplemente fui con [Egan Bernal]. ¡Es una carrera! Entonces estaba pensando un poco … Vaya, esto está bastante lejos, con una subida todavía dura al final. Pero iba bien y mostramos carreras reales. Simplemente rodé lo más duro posible en la última subida. En ese momento, Egan ya no me siguió, así que fui solo. Creo que es mi mejor actuación en La Vuelta, sí. Lo estaba disfrutando con todo el apoyo. Sólo que el clima no fue el mejor, pero fue un día súper agradable. La brecha en la clasificación general nunca es lo suficientemente grande, pero es buena, nos la merecemos. Pase lo que pase, mañana tenemos una etapa reina en camino, así que veremos si es suficiente”.

Fuente: Prensa La Vuelta

Foto :  © photogomezsport

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here