Etapa, la montaña, los jóvenes y la Clasificación general para Tadeg Pogacar, extraterrestre.

0
303

La intensa etapa de Tourmalet y Luz Ardiden, último final en alto del presente Tour de Francia, ofreció un espectáculo de gran voltaje que se resolvió una vez más en favor de Tadej Pogacar (UAE Team Emirates). El esloveno se demostró el más fuerte en la subida final, sometiendo una vez más a Jonas Vingegaard (Jumbo-Visma) y Richard Carapaz (Ineos Grenadiers) en los metros finales. Pogacar firmó su tercera victoria de etapa en esta Grande Boucle y de paso sentenció en su favor la clasificación de la Montaña, arrebatando el maillot de puntos rojos a Wout Poels (Bahrain Victorious). El gran perdedor del día fue Rigoberto Urán (EF Education-Nippo), quien se descolgó en el Tourmalet pagando el elevado ritmo de Ineos Grenadiers y cedió 8’58” en meta, cayendo con ello a la 10ª posición de la general provisional y despidiéndose de sus opciones de podio. Este viernes, etapa plana entre Mourenx y Libourne en víspera de la contrarreloj que dirimirá las últimas diferencias entre los favoritos.

Uran que mal día en el Tourmalet 

En Bagnères-de-Bigorre (km 63,6) la carretera empezó a mirar al cielo y tanto Périchon como Bennett se descolgaron de la escapada. Desde las primeras estribaciones del Col du Tourmalet (HC, km 94,1) se sucedieron las aceleraciones en el pelotón. Omar Fraile, Ion Izagirre (Astana-PremierTech), David Gaudu, Valentin Madouas (Groupama-FDJ), Kenny Elissonde (Trek-Segafredo), Ruben Guerreiro (EF Education-Nippo) y Pierre Latour (TotalEnergies) saltaron escalonadamente y consiguieron atrapar a Alaphilippe y Mohoric a seis kilómetros de coronar. Poco después, Gaudu impondría un ritmo que sólo resistiría hasta la cima Latour, premiado con el Souvenir Jacques Goddet al coronar en primer lugar. En el pelotón, Ineos Grenadiers tomó la alternativa e imprimió un elevado ritmo que acabó por descolgar a Rigoberto Urán (EF Education-Nippo) a tres kilómetros de la cresta del coloso de Saint-Marie-de-Campan. El grupo principal, reducido a poco más de 35 ciclistas, franquearía la cima del Tourmalet a 50” de cabeza de carrera y con 1’20” de ventaja sobre el grupo de Urán. El colombiano llegaría a meta con 8’58” de pérdida respecto al primer clasificado, marrando así sus opciones de subir al podio en París.

Mención aparte la excelente presentación en el Tour del ciclista del Jumbo Visma Jonas Vingegaard, segundo en la clasificación general, solo sin apoyo y mas loable aún su puesto si se sabe que en las primeras etapas trabajo para su Líder Roglic que debió abandonar la ronda gala.

Pogacar

“Pese al esfuerzo de ayer, hoy me sentía bien de nuevo. Estoy muy feliz con mi victoria. Es una locura. El ciclismo es un juego desde que empecé a montar en bicicleta, y lo sigo disfrutando igual. Diría que el 50% de la victoria en este Tour de Francia es mío, ¡pero nunca se sabe! Todavía quedan varias etapas. ¿Por qué debería estar preocupado de [Jonas] Vingegaard de cara a la contrarreloj? Sí, puede pasar que pierda seis minutos, seguro que ha pasado antes, ¡pero espero que no sea así! Es una disciplina en la que siempre doy el 100%. Será una experiencia nueva para mí [disputar una crono vestido con el maillot amarillo] y tengo muchísimas ganas de hacerlo”

“La etapa de hoy fue súper dura. El ritmo fue muy alto ya en el Tourmalet. Procuré olvidarme de todo y concentrarme en la subida final para después darlo todo hasta meta”

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here