Buenas y malas para el Caja Rural en el Grand Prix La Marselleise

0
216

La disputa del Grand Prix La Marselleise ofreció una vez más una versión ofensiva de Caja Rural-Seguros RGA, en esta ocasión con protagonismo para el neoprofesional Jon Barrenetxea. El corredor vasco se filtró en la escapada buena del día -su primera vez como pro- y fruto de su buen trabajo se adjudicó el premio de la montaña después de pasar primero por dos de los tres puertos puntuables de la jornada, además del premio de la combatividad.

Junto a Barrenetxea, otros cinco corredores se lanzaron por delante para desafiar al pelotón hasta alcanzar rentas superiores a los cinco minutos. La llegada de los puertos de montaña empezó a limar la renta mientras se empezaban a repartir puntos, hasta que a 34 kilómetros para la meta se acabó la aventura de los fugados. A pesar de los ataques en el último puerto del día, el pelotón consiguió reagruparse para dirimir la victoria en un sprint en el que el francés Aurélien Paret (ALM) fue el más rápido.

La mala noticia para Caja Rural-Seguros RGA llegó con la caída y abandono de Julen Amézqueta en la salida neutralizada. El corredor navarro fue trasladado al hospital con un fuerte golpe en el hombro que desveló una fractura de clavícula, además de un golpe en su mano izquierda, quedando pendiente de evolución para fijar el tiempo de recuperación.

Jon Barrenetxea: “Estoy muy contento con mi primera fuga. Tanto Josu como yo estábamos prevenidos para poder entrar y al final me ha tocado a mí. Al inicio de la carrera no me esperaba pelear por la montaña, pero cuando me he visto en la escapada sabía que con mi punta de velocidad podía pelearlo. Verme ahí delante me da mucha confianza para lo que venga, esperemos que pueda haber más carreras pronto”.

©Prensa Caja Rural

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here