“No importa que haya un segundo o tercer líder, lo importante es saberse llevar bien con ellos” Supermán López .

0
464

Reproducimos en su totalidad la entrevista de Miguel Angel López a la medio Español RTVE.

Miguel Ángel López (Boyacá, Colombia, 1994) se ha convertido en el fichaje estrella para la próxima temporada. Tras seis años como ciclista profesional en el Astana Pro Team, se embarca en el Movistar Team con grandes ambiciones y en busca de ganar una gran vuelta.

“Tenemos que trabajar más fuerte o hacerlo de otra manera”, reconoce. Su cabeza le decía que necesitaba un aire fresco. En la escuadra española tendrá que compartir liderazgo -hecho que no le ha sucedido hasta ahora-, pero lo ve más “como una fortaleza que como una debilidad.

La intención del ciclista colombiano es disputar el Tour de Francia y la Vuelta a España. El corredor boyacense atiende a RTVE desde Colombia a punto de embarcarse a Europa -en su primera entrevista tras su fichaje-, cuando le espera en enero la primera toma de contacto con su nuevo equipo, en la concentración que tendrá lugar en Almería.

¿El cambio de equipo es una decisión propia o el Astana Pro Team no contaba contigo para el año que viene?
Yo sí me quería quedar porque obviamente me encontraba muy bien estos años que han pasado con el Astana, pero la pandemia ha cambiado un poco todas las cosas. El equipo, tal vez, se ve un poco corto en presupuesto y al final salen otras opciones. También era bueno cambiar y así han pasado las cosas. Tanto el equipo como yo hemos coincidido que pasara lo que pasó.

¿Entonces uno de los principales motivos ha sido el económico?
El personal ha cambiado bastante, aunque la estructura sigue como tal. Ellos me han hecho una oferta, pero no pudimos llegar a un acuerdo, entonces tenía otras opciones. Llegué a concretar algo con Movistar Team porque también quería el cambio y era el mejor trato que podía hacer con ellos y no con Astana que ya estuve seis años.

¿Consideras que la etapa en Astana había terminado?
Sí, quería cambiar, yo creo que, cuando uno tiene la mentalidad, quiere hacer algo, pues se centra más en buscar lo que quiere. Las cosas terminan bien con el equipo, súper agradecido con ellos porque he tenido seis años maravillosos con el Astana. Yo crecí ahí, el primer equipo World Tour, son los que me ayudaron a crecer poco a poco. Es un extra que te lleven con mucha tranquilidad. Me ha llevado desde pequeño a madurar poco a poco hasta el día de hoy.

A parte de lo económico, ¿es verdad que necesitabas un aire fresco?
Lo económico, al fin y al cabo, cada corredor tiene un valor. No llegamos a ningún acuerdo por poco, pero yo tenía la mentalidad de cambiar, darme otro aire fresco, ver otra manera de trabajar, ya sea para bien o para mal. No sabemos si los cambios que uno hace te puedan venir bien o mal. Esperamos que todo salga bien. Se me metió en la cabeza que, después de seis años con el Astana, hay la oportunidad de cambiar, se me acababa el contrato y vamos a tratar de encontrar algo para un cambio.

Los seis años que has competido en el Astana has logrado dos terceros puestos en el Giro de Italia y la Vuelta a España en 2018 -además de victorias en las tres grandes vueltas-. ¿Te vas satisfecho por lo conseguido en el Astana o tus aspiraciones en estos años eran mayores?
Siempre hemos apostado a las grandes vueltas y nos hemos dado cuenta que estamos ahí, muy cerca, tal vez, quizás en alguna oportunidad tengamos la posibilidad de ganar alguna. Nos quedamos con eso: de hacer tercero. Este año mi primer Tour de Francia, estuve ahí en las mejores posiciones hasta falta de un día.

Es importante tenerlo presente y saber que uno puede hacer las cosas y lograr grandes resultados. Con el Astana fueron maravillosos los primeros años, con mucha tranquilidad, era un corredor de 20 años y fui poco a poco. Yo me voy contento, no nos podemos arrepentir de lo que ya no hicimos y los resultados fueron los que hubieron. Hay que mirar hacia delante y centrarse en lo que viene.

2018 fue la temporada de eclosión -por así decirlo- en tu carrera deportiva como ciclista profesional. ¿Cuáles crees que han sido las causas para no volver a subir al podio de una gran vuelta?
Yo siempre he estado en la pelea, en el Top-10, al final es difícil saber qué es lo que falta, pero es importante que se está siempre ahí, muy cerca de las mejores posiciones. Obviamente, no sé, en algún descuido pequeño, en algún momento, acabas con tu objetivo principal que es la clasificación general. Hay errores que, a veces se cometen, suceden, pero, a pesar de los mismos -sean grandes o pequeños- siempre hemos estado ahí.

¿En estos dos años crees que han faltado piernas por tu parte, han existido otros factores externos -como me comentabas- o crees que no has contado con un equipo fuerte para estar delante con los mejores en la clasificación general?
No, yo creo que hemos estado bien, me he dado cuenta en este año en el Tour de Francia -que era mi primera participación- que, a falta de la contrarreloj final -que no fue buena para mí, en un día para no recordar-, pues yo creo que estuve ahí en la pelea. En veinte días de carrera, conseguir estar muy cerquita, estar muy concentrado sin cometer ningún error y tener la condición de las otras dos semanas, quiere decir que podemos hacer grandes cosas.

Tenemos que trabajar más fuerte, tal vez es lo que nos falta o trabajar de otra manera: buscar algún cambio a ver qué resulta y eso es lo que buscamos el año siguiente con el cambio de equipo y esperemos que todo salga perfecto.

¿Qué has aprendido durante estos seis años en el Astana? ¿Con qué te quedas?
La experiencia en las grandes vueltas en los últimos años ha sido mejor, el cuerpo crece y madura y reacciona mejor a todas las cosas que hay que afrontar. Deportivamente, se adquiere mucha experiencia y esperamos poder aportarla en los años que vienen.

Nuevos aires frescos. Fichas por el Movistar Team para 2021. ¿Por qué decides embarcar en el grupo telefónico? ¿Cuáles han sido los factores que han hecho que te incorpores a la escuadra española?

Es un excelente equipo, uno de los especialistas que se dedican a las clasificaciones generales de las grandes vueltas porque si analizamos, no todos los equipos se centran en estas. Obviamente había que atinarle a algo así, que este sea el objetivo principal del equipo. Vamos a empezar a trabajar para ver qué podemos hacer.

¿Tuviste ofertas de otros equipos World Tour?
Sí, hubieron otros interesados, pero analizando todo lo que te acabo de decir, era la mejor opción. Para irse a otro equipo, hay que ver los objetivos que se tengan, su plan general -no solo de carrera por carrera-. Había que pensarlo muy bien y saber a dónde ir.

De momento has firmado por una temporada con el Movistar Team. ¿Qué sigas con el equipo español para 2022 va a depender de tu rendimiento esta próxima temporada? ¿Qué es lo que has hablado con Eusebio Unzué?

Me han ofrecido dos años, pero preferí un año porque todo el mundo pasó por una crisis -económicamente- y nos estamos acostumbrando a la situación que estamos viviendo con la pandemia. Yo pensé, vamos por un año, pero no como un segundo año acondicionado al rendimiento, sino más bien a ver la situación que tenemos porque todavía está difícil.

Según esa conversación con el manager general del Movistar Team, ¿qué quieren de ti para 2021?
Lo mismo de siempre, quieren apostar por las grandes vueltas, que son las más importantes del ciclismo mundial. Ese será el camino, ya sea el Tour o la Vuelta, pero esos son los objetivos principales, tanto míos como del equipo- porque es especialista en trabajar bien para las grandes vueltas-.

Siendo más concreto, ¿el objetivo principal es el Tour de Francia?
Me gustó el Tour de Francia, a pesar de haber perdido el podio. Me quedé con buenas sensaciones, con buenos recuerdos del Tour, a pesar de que el recorrido sea un poco más diferente [el próximo año] del que tuvimos este año, seguramente voy a estar ahí en el Tour y tal vez en La Vuelta a España.

¿Te sientes cómodo compartiendo liderato para el Tour de Francia con Enric Mas o te gustaría ser el líder indiscutible en esta gran vuelta?
Tener otra persona como candidato para la general en un equipo a veces es muy bueno para el equipo y para el objetivo principal. A veces, cuando hay un solo líder, estamos expuestos a muchas cosas, una caída o algo, y quedas fuera de combate. Hay que tener una segunda baza para poder estar ahí, ya sea pelearlo con un solo líder o con los dos. También, en caso de hacer alguna estrategia, es muy bueno.

¿Entonces a cada uno le pondrán en su sitio en la carretera?
Exactamente. Es bueno partir [con dos líderes] una gran vuelta para disputar como equipo y, a nivel personal, yo no veo problema porque la carretera pone a cada corredor en su sitio y esa es la que va a definir las cosas. Cada quién va yendo a su destino, a su puesto por así decirlo y las estrategias son cuestiones del equipo.

¿Piensas que tienes gran competencia con Enric Mas compartiendo liderazgo?
No, yo no lo veo como competencia, sino aprovechar la fortaleza de los dos para ir hacia un solo objetivo. Lo miraba como competencia este año que estábamos en diferentes equipos, pero sabiendo que vamos a compartir la misma escuadra, lo veo como una fortaleza, tanto mía, no sé si él lo ve de esa manera, pero es una alianza bastante buena.

Aunque igual es pronto para hablarlo, ¿pero qué calendario a priori tendrás en la primera parte de la temporada? ¿Dónde vas a comenzar?
Empezaré un poco tarde porque, hasta ahora, estoy empezando a retomar la carretera -después de dos meses y medio fuera de la bici-. Por ese motivo, vamos a empezar un poco tarde, no sé si empiece con las carreras de marzo en adelante, aunque todavía no hemos decidido, pero más o menos, esa será la fecha del inicio.

¿Tanto la Volta a Catalunya como la Itzulia pueden ser algunas de las carreras en las que te dejes ver?
La verdad que no hemos decidido mucho. Hemos hablado un poco con el preparador, pero yo creo que ahora en la concentración con el Movistar Team nos pondremos de acuerdo cuál será el camino correcto de cara al principal objetivo que será, tal vez, el Tour de Francia o la Vuelta a España.

¿Pero, si por ti fuera, entiendo que el gran objetivo es el Tour de Francia, verdad?
Quiero centrarme en hacerlo muy bien en una gran vuelta, ya sea el Tour o la segunda que haga en el año. Ojalá que todo marche bien, ya nos hemos acostumbrado a vivir con la pandemia, tal vez no sé hasta cuando, y que podamos tener la continuidad de las carreras, con los protocolos establecidos. La idea es atinarle a algo grande porque ya es hora y nos vamos haciendo mayores.

Dices que quieres centrarte en hacerlo bien en cualquiera de las tres grandes vueltas. Ahora mismo, no tienes victoria en ninguna de ellas. De cara a futuro ¿luchar por la general del Tour de Francia va a ser tu meta única en los próximos años o también estará el Giro de Italia y la Vuelta a España?

Yo he pensado y me he dado cuenta que, tal vez, sea un corredor que pueda ganar en una de las tres grandes vueltas. Voy año por año. Tenemos el 2021 por delante con grandes ambiciones. A la que vayamos trataremos de hacer lo mejor porque es una oportunidad que, si no se aprovecha, es una menos. Me encantaría alguna vez -no sé cuánto tiempo seguiré en el alto nivel- cuando termine mi carrera, haber ganado una gran vuelta.

¿Cuál de las tres grandes vueltas te haría más ilusión?
El Tour de Francia es el Tour, aunque las otras dos también son muy buenas.

¿Te gusta el recorrido del Tour de Francia para el próximo año? Menos finales en alto y cuenta con dos contrarreloj. A priori, no es el mejor recorrido para tus características, ¿no?
Tal vez, la afición lo analice como menos duro del que tuvimos en 2020, pero ahora las carreras la define siempre la contrarreloj. Si hubiese más llegadas en alto, ahora es un poco complejo. Yo creo que no son tan importantes como hace un par de años. Hay corredores, como Roglic o Pogacar, que se acostumbraron y son fuertes en la contrarreloj, pero subiendo también lo hacen, incluso mejor que nosotros, los puros escaladores.

No sé si al final es mejor los finales en alto o etapas duras con mucha montaña, que no precisamente tienen que terminar en alto, pero sí que pueden dar a muchas emboscadas -que a veces dan más ventaja que un simple final en alto-.

Uno de tus principales escollos es la contrarreloj. ¿Es una especialidad que vas a trabajar más en los próximos años?
Sí, voy a prestarle más atención, por lo que pasó en el Tour de Francia, que no me salió bien. Tengo recuerdos de algunas contrarreloj que he hecho muy bien, así que, sé que puedo hacer bien las cosas en esa disciplina.

Eres muy joven, tienes 26 años y tienes potencial para ganar una gran vuelta. ¿Queda mucho por aprender?
A veces falta un poco de suerte. Algunos fallos mecánicos nos han jugado una mala pasada, por ejemplo, en el Giro de 2019, aunque todas esas cosas forman parte de la carrera. Hay que tener la suerte del campeón y siempre estar muy atento. Por ejemplo, en el Tour de Francia 2020, tener la fortuna de llegar al último día con menos de minuto y medio, eso quiere decir que las cosas se han venido haciendo bien.

Cada vez que uno se presenta en una gran vuelta -en mi caso que llevo ocho participaciones- vas a acometer menos errores y hay más mínimas opciones de que uno se equivoque. Eso sí, siempre habrán despistes y la idea es siempre estar atento. Yo creo que ya puede ser, tenemos que prepararnos, ir más centrados y con más seguridad y sabiendo que podemos hacer las cosas bien.

Hoy en día, ¿gana el más inteligente y no el más fuerte?
Sí, ganar una carrera de tres semanas no la gana el que pedalee más o el que esté más fuerte, sino el más inteligente. Pero no solo depende de eso, sino de un excelente equipo, también compañeros que te respalden y que estén desde el inicio hasta el final en buena condición.

¿Crees que en el Movistar Team vas a estar más respaldado que en el Astana?
No sé porque no he tenido la oportunidad de competir como equipo con ellos. Voy a ir a descubrir cómo es. Yo creo que puede ser algo parecido. Al final ponemos todo por un solo objetivo y así será.

A parte de las grandes vueltas, ¿qué carreras de un día te gustaría ganar?
Me gustaría probar con las Clásicas de las Ardenas, yo creo que no he tenido ninguna participación en ellas y, tal vez, lo pueda hacer muy bien allí.

¿Y de una semana?

Suiza. Ya gané la Vuelta a Suiza, me ha gustado, la Volta a Catalunya también, no sé, nos gustaría en el País Vasco, que es una carrera súper bonita y hay otras que son muy importantes, como la Tirreno o Normandía. A ver cómo pinta este año que viene.

Pensando ahora en frío, ¿crees que actuaste bien en el incidente que tuviste con un aficionado en el Giro de Italia 2019?

Tal vez no está bien. Son errores que se cometen, pero ya es cuestión de hace dos años. De esas cosas, aprende uno y te hacen aprender en lo que viene en el futuro.

En ese sentido. ¿crees que debe haber más seguridad en los finales en alto?

Para mí, sí. Yo sé que es difícil para la organización tener todo un puerto cubierto con vallas, es un poco complicado, pero hay que prestarle un poco más de atención a este aspecto porque ese incidente pasó porque se me cruzó un aficionado y me caí al suelo. No me estoy excusando ni nada, pero cuando llevas más de veinte días de carrera, un cansancio de todo un Giro de Italia prácticamente en los hombros, el cuerpo está al límite -creo que era la etapa reina- y un final de esos que te toque y te hagan perder el esfuerzo que vienes haciendo de tres semanas…

En ese momento no estaba en el podio, pero ¿qué hubiera pasado si le sucede al líder? Me pasó a mí, pero le podía haber pasado al líder de la carrera y por ese incidente que pierda la carrera. Por ejemplo, que se esté disputando la clasificación general por unos pocos segundos -como el final que tuvimos en La Vuelta a España de este año-, y la pierdas por una irresponsabilidad de un aficionado…

¿Qué tienes que decir de los aficionados que se han acordado de los comentarios que pronunciaste hacia tu nuevo equipo en la Vuelta a España 2019?

Cada persona opina y, tal vez, se sigan guardando ese odio, rencor, que no lo han superado. Todas las personas cometemos errores, no creo que haya una persona en la vida que no se equivoque. De los errores se aprende y, sobre todo, es tener el valor de reconocerlos y pedir disculpas. A mí me pasó.

Reconocimos las cosas y pedimos disculpas y miramos para adelante. Para esas personas que se quedan con eso, no se superan. Para mí, hay que seguir para adelante y no puede quedarse uno con lo malo que te sucede en la vida. Es importante reconocer las cosas, superarse e ir para adelante, que la vida continúa. Hay que pararse, levantarse y corregir.

Al cambiar de equipo, ¿la motivación es la misma que al inicio de otros años?

Hay incertidumbre, está uno pensando cómo será, cómo vamos a trabajar… Uno dice: voy a descubrir a ver si trabajo o entreno de otra manera, si pruebo algún otro método de hacer las cosas, de alimentarse, yo creo que vamos con otra motivación.

¿La pandemia del coronavirus crees que te puede afectar para este próximo año?

No sé, yo creo que nos ha afectado, nos ha descompensado un poco el orden de las cosas. Todo el mundo nos estamos reacomodando a la nueva situación y no es fácil adaptarse a nuevos cambios y un cambio como el que tenemos es bastante gordo.

¿Te has sentido presionado por querer ganar una gran vuelta y que no llegue esa posibilidad?

Yo siempre he dicho que hay que disfrutar de cada carrera. Si ganas, hay una felicidad enorme, pero si no, hay que seguir para adelante y superarse porque, si no estás en el podio como mínimo, algo estás haciendo mal. Hay que corregir y mirar qué no funciona y hacerlo mejor. Si se llega al punto que todo se hace perfecto y no ganas, pues entonces, hay personas que son más fuertes y tienen mejores condiciones. Se sigue intentando con mucho amor.

¿Piensas que la madurez como ciclista te ha llegado o falta por perfeccionar ciertos factores?

Yo tengo 26 años. Estoy en una edad bastante buena para empezar a no guardarse nada e ir sin miedo y seguir intentando a ver si algún día podemos conseguir una gran vuelta.

¿Te gustaría estar en el Movistar Team durante un tiempo o, dicho de otro modo, ese es el objetivo?

Depende de cómo vayan las cosas, de cómo esté el ambiente porque yo duré seis años en el Astana porque estaba totalmente a gusto, súper contento y me encantaba el grupo que teníamos ahí, todo el personal. Si uno está a gusto, obviamente, uno se queda donde lo estiman, lo quieren y, en definitiva, donde lo consienten. Ahora estoy probando otro rumbo, espero llegar bien y hacer las cosas de la mejor manera y empezar a crear otro ambiente como el que tenía en Astana. Depende de muchos factores, te quedas o coges otro rumbo.

En el Astana eras prácticamente el líder indiscutible, mientras que en el Movistar Team hay varios líderes. ¿Es un cambio importante para ti?

Yo estaba acostumbrado, como dices, que era el líder indiscutible en Astana. A la carrera que fuera, si me lo proponía, lo disputaba. El equipo estaba disponible para hacerlo, para respaldarme al 100%. Ahora voy a ir al Movistar. Es fácil saber organizar las cosas. No importa que haya un segundo o tercer líder, lo importante es saberse llevar con los demás líderes.

A veces, la mayoría de las personas, lo ven como si el otro líder fuera un enemigo, pero viéndolo por el buen sentido de las cosas, pues obviamente, puede ser una persona para buscar una alianza buena y para fortalecer el equipo. No precisamente que te debilite o te quiete oportunidades, es cuestión de organizarlo, de tenerlo bien claro cuál va a ser tu calendario y saberse llevar y crear un buen ambiente.

Decir: yo disputo la Volta a Catalunya, la Vuelta a Suiza y me voy con el otro objetivo, el Tour de Francia. Y el otro líder disputa otras carreras y toma como principal objetivo La Vuelta a España. Así, uno va respaldado y que coincidan y pueda estar respaldado, si se llegan a dar las cosas.

¿Tu mentalidad, en este caso, es hacer dos grandes vueltas, verdad?

Sí, de momento, sí. Lo que hemos hablado con el preparador es hacer el Tour y la Vuelta a España. También estamos viendo dónde arrancar el año que viene, cómo vamos evolucionando, porque decirlo es una cosa, pero cuando van sucediendo, la realidad puede ser otra y pueden haber cambios. A veces los mismos se presentan al partir a una vuelta -no te encuentras bien o te lesionas-.

¿La concentración con el Movistar Team dónde se va a desarrollar?

En Almería, en la segunda semana de enero. Ya me queda poco para ir a Europa, tenemos que empezar a mentalizarnos que el año que viene ya empezó porque para muchos ha empezado desde diciembre. El Astana estamos acostumbrados a concentrarnos en noviembre. Yo estoy recuperado, gracias a Dios bien.

¿Todo el equipo estará en Almería?

Yo creo que todo el mundo vamos a Almería, allí estaremos una semana o dos semanas y luego iremos a la presentación del equipo en Madrid.

Por último, ¿una pena la cancelación del Tour de Colombia, no?

Sí, porque es la carrera más importante que tenemos aquí, en Latinoamérica, pero sabiendo que las condiciones que estamos pasando son un poco complicadas y, teniendo en cuenta que, en Latinoamérica, la afición ciclística es bestial -creo que es una de las carreras que más afición reúne-, era un poco complicada organizarla. Esperemos que las cosas mejoren y que las demás carreras que hayan puedan seguirse realizando.

©https://www.rtve.es/deportes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here