Movistar trabajo como un reloj suizo para que Marc Soler se hiciera con la Victoria en la vuelta.

0
236

Segunda etapa íntegramente por tierras navarras con 151 km entre Pamplona y Lekunberri, con las ascensiones a Guirguillano (3ª), Urbasa (3ª) y el duro San Miguel de Aralar (1ª; 9,4 km al 7,9%), con sus rampas de cemento, a 16 km de la llegada.

La presión de los Erviti, Oliveira o Rojas redujo el grupo principal a unos 70 corredores y anuló las esperanzas de la fuga, cuyos últimos supervivientes eran cazados en el inicio de San Miguel de Aralar, a 25 km del final. En el ascenso, Carlos Verona mantenía el duro ritmo y seleccionaba aún más un pelotón donde Marc Soler puso el paso adecuado para dejar solo los favoritos tras de sí: un grupo de ocho ciclistas, con tres Movistar Team (incluidos Valverde y Mas), y del que el catalán se descolgó momentáneamente en la cima.

Marc aprovechaba el habitual parón en el inicio del descenso y arrancaba nada más reconectar con los hombres de punta. Nadie pudo ya entonces neutralizar al de Vilanova, que sumaba su segunda victoria de 2020 -la primera llegó en Mallorca, allá por febrero- y estrenar a Movistar Team en La Vuelta de este año. Por detrás, Enric Mas ganaba una posición en la general -es quinto- y Alejandro Valverde, que entraba justo por delante del mallorquín en meta (5º), mantiene el undécimo en la general por detrás de un Soler simplemente brillante.

/ DECLARACIONES
Marc Soler: “Muy contento. Corríamos en casa, estábamos muy motivados por competir aquí en Navarra y junto con los directores ya habíamos planeado antes de la salida que queríamos jugar nuestras bazas desde la cima de Urbasa. Hemos empezado a tirar allí y la verdad es que desde entonces hasta meta ha salido todo redondo. Arcas, Imanol, Nelson y Rojillas han llevado siempre el ritmo en el llano, luego Carlos ha puesto muy buen paso al inicio del puerto y yo he tratado de dar continuidad. En los últimos metros de la subida me ha costado un poco porque ya venía trabajando mucho, pero al haber un parón en el grupo en el descenso y venir descolgado, he aprovechado que venía con el doble de velocidad para seguir sin que me pudiesen coger rueda… y hasta meta. Teníamos muchas ganas de hacerlo bien aquí; de hecho, reconocimos la etapa este fin de semana, justo antes de viajar a Irún. Es mi primera victoria en una Gran Vuelta y estoy muy, muy contento. Ya nos tocaba a todo el equipo recibir recompensa después de tantos esfuerzos y de un año tan complicado. Solo puedo dar gracias al equipo por su apoyo y a la gente que ha estado conmigo durante todo este tiempo”

Enric Mas: “Sabíamos que haría viento, pero en realidad no era un intento de abanico como tal sino una forma de llevar estirado el grupo para llegar bien colocados al inicio de San Miguel. Arri, que es de esta zona, e Imanol, que conoce bien estas carreteras, habían planeado este momento, querían aprovechar que conocemos bien el terreno… y todo ha ido muy bien. Hemos aprovechado esos últimos metros de Urbasa para meter cuneta con Arcas, nos hemos beneficiado también del viento que daba con varios compañeros y todo el equipo ha hecho un magnífico trabajo. Al final hemos podido rematar con Marc, que realmente se lo merece. Yo cuando nos ha adelantado creía que era una moto; nos ha pasado al triple de velocidad de la que íbamos y, cuando hemos visto que en tres segundos nos ha cogido 50 minutos, ya no podía parar, tenía todas las opciones. Muy, muy contentos”.

©Movistar

Foto (c) Photo Gomez Sport

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here