La etapa 7 de la Vuelta fue para Mike Woods, el espectáculo de Alejandro Valverde

0
258

Mike Woods se abrió camino hacia una victoria en solitario después de un ataque perfectamente cronometrado en las etapas finales de la etapa 7 de la Vuelta a España. Esta es la segunda victoria de etapa de la carrera del canadiense en la Vuelta.

Si la primera semana nos dijo algo sobre cómo se iba a correr la Vuelta de este año, es que iba a ser una carrera rápida y furiosa. El clima frío, los fuertes vientos, las fuertes lluvias, los duros acabados en la cima de la montaña y un aluvión aparentemente interminable de ataques hicieron que la primera semana fuera fascinante de ver.

Un día después de la jornada de descanso, le esperaba otra dura etapa al pelotón que tuvo que afrontar el Puerto de Orduña, una subida de categoría uno, dos veces. La etapa de 160 km de Vitoria-Gasteiz a Villanueva de Valdegovia en el País Vasco en las regiones del norte de España ha tenido un comienzo rápido y furioso. El perfil del escenario favoreció una fuerte escapada, lo que significó que el descanso tardó en asentarse. Pero con poco menos de 100 km para el final, se formó una gran escapada en la parte delantera que involucró a alrededor de 35 corredores de una gran cantidad de equipos.

Mike Woods y Magnus Cort fueron los dos ciclistas que representaron a EF Pro Cycling en el grupo delantero, que nunca logró construir una brecha considerable sobre un pelotón. Pero a medida que pasaban los kilómetros, parecía cada vez más plausible que la escapada pudiera llegar a la línea.

Con alrededor de cinco kilómetros para el final, el quinteto seguía cabalgando fuerte juntos, pero con un grupo de corredores que se acercaban detrás, los ataques comenzaron a salir volando del grupo. A poco más de un kilómetro del final, Woods lanzó su ataque decisivo que lo vería cruzar la línea en solitario.

Valverde acabó llevándose la 3ª posición en meta, tras Fraile (AST, 2º) y un Woods poco cooperativo en los relevos finales pero que acertó con el movimiento justo a poco más de 1 km de meta. Por detrás, el trabajo de desgaste al INEOS hizo que el líder Carapaz llegase -a 56″ del ganador- con un solo compañero y con el resto de favoritos sin desgaste. Enric Mas se mantiene 5º en la general; Soler, 7º; y Valverde escala a la 9ª plaza de la general, todos ellos en el entorno de los dos minutos.

/ DECLARACIONES
Alejandro Valverde: “Al final hay que estar contentos. Hemos intentado ganar, en una etapa en la que el objetivo principal no era tampoco ese, y al final no ha podido ser. Cuando eres el más vigilado resulta muchísimo mas dificil. Me he movido en la primera subida a Orduña también por la general, pensando en que en la parte final pudiese haber algún ataque y Enric o Marc pudiesen contar con algo de ayuda. Me ha dado rabia al llegar a meta, porque ese ataque de Woods no he salido a por él y al final te arrepientes porque era el bueno y no le tenía que haber dejado marchar, pero… Por lo demás hemos hecho trabajar a los rivales y creo que hemos dejado buen espectáculo. Quiero dar las gracias al equipo, porque han hecho todos un trabajo fenomenal, pero Rojas y Verona, en especial, ha sido increíble ahí delante. Esta Vuelta no te da ningún descanso y sí nos ofrece muchísimas oportunidades; intentaremos aprovecharlas

Enric Mas: “Una jornada muy dura, tanto en la fuga como atrás, donde a pesar de ir juntos se ha gastado muchísimo. Hay que dar la enhorabuena a Alejandro porque ha hecho una etapa de 10. Sabíamos que con su fuga se podía hacer trabajar a otros equipos y ganar otra baza más de cara a jugar nuestras opciones en la carrera y, además de ello, ha peleado la etapa como el corredorazo que es y ha terminado 3º; solo se ha escapado la victoria por situaciones de la carrera. Tengo que dar también las gracias al equipo, porque cada día están haciendo un trabajo estupendo y siempre estamos en la pomada.

Mañana será otro día clave en Moncalvillo, veremos qué pasa. Será una de las etapas cruciales, donde se va a jugar la carrera, y es un puerto que me va mejor que Formigal. Es más duro, lo hemos visto, lo conocemos y entrenando allí me sentí muy bien, así que me tiene que ir mejor. Tenernos ahí a los tres en un rango de dos minutos sobre el líder nos viene bien de cara a aspirar a la general. Es cierto que Alejandro habrá gastado un poco más en fuga tras ganar ese tiempo, pero como digo, atrás también ha sido día difícil. INEOS ha tenido mucho desgaste, tirando a tope desde la primera pasada por Orduña por la fuga, pero han trabajado bien”.

La carrera se dirige mañana miércoles a tierras riojanas para cubrir la octava etapa, un recorrido de 164 km entre Logroño y la cima de Moncalvillo (1ª), novedad en La Vuelta con sus duros 8,3 km al 9,2%. Como paso previo, los corredores deberán afrontar el Puerto de La Rasa (2ª, 41 km al final).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here