El dopaje vuelve y juega, la federación definitivamente no va a hacer nada

0
1900
Ciclismo
Ciclismo Dopaje

Hace rato se viene advirtiendo que el ciclismo colombiano padece de un problema sistemático de dopaje. Cuando se dijo que había barra libre, no era por ser alarmistas. Hoy, tantos positivos acumulados demuestran que era y sigue siendo así.

Lo más triste es que los dos últimos casos se tratan de ciclistas que corrían en el calendario europeo. Se suponía, ahora vemos que erróneamente, que quienes se sometían a los rigurosos controles de las máximas categorías no estaban contaminados por la cultura del dopaje del calendario nacional. Confiaban en que las agencias antidopaje no iban a venir hasta Colombia a examinarlos por fuera de competencia.

Las víctimas, otra vez, son los ciclistas. Es casi seguro que Pantano y Paredes no tendrán una segunda oportunidad en Europa. Todas sus aspiraciones deportivas y económicas, fundadas en su sorprendente fisiología, fueron arruinadas. Mientras tanto, los directivos de la federación y los periodistas alcahuetes del mundo ciclístico se lavarán las manos. Continuarán viviendo del esfuerzo de los ciclistas sin asumir las responsabilidades que les corresponden, pese a las advertencias de un sector del periodismo y de aficionados que ellos mismos han bautizado como los “enemigos del ciclismo”. ¡Habrase visto!

¿Qué ha hecho la federación, en manos de Jorge Ovidio González desde hace más de una década, para solucionar la cultura del dopaje? Salvo unas charlas inocuas, nada. Lo mismo ocurre con el periodismo alcahueta. Ninguno ha querido hacer la tarea obvia: denunciar a los técnicos, médicos y ciclistas que, todo el mundo rumora, surten el pelotón nacional, algunos de ellos proscritos en Europa por el uso de sustancias prohibidas.

También es desafortunada la actitud el equipo Manzana Postobón con el ‘positivo’ de Paredes. Rechazar la conducta y expulsar el corredor es una salida facilista que no se compadece con el esfuerzo del equipo por introducir una cultura de tolerancia cero al dopaje. Era una oportunidad única para exigir una investigación a fondo del problema. Alguien tiene que vender las sustancias, recomendarlas y enseñar cómo evadir las pruebas antidopaje. No es algo que salga del aire.

De momento, solo queda esperar que el nuevo director de Coldeportes, Ernesto Lucena, haga algo, como volver a acreditar el laboratorio para tomar muestras en el pelotón nacional, porque la federación definitivamente no va a hacer nada.

©@gusduncan

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/gustavo-duncan/vuelve-y-juega-columna-de-gustavo-duncan-351060

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here