Sergio Higuita pidiendo pista en el pelotón internacional.

0
1122
Sergio Higuita Manzana Postobon
Sergio Higuita es la nueva sensación del ciclismo colombiano en Europa

Excelente entrevista de www.ciclismointernacional.com con Sergio Higuita el ciclista sensación en la Fundación Euskadi y que debutará con el Education First en California.

Sin exagerar, uno de los corredores del inicio de temporada. No sólo por los números -top 10 en dos Trofeos de la Challenge Mallorca, etapas de la Comunidad Valenciana y Mejor Joven, y séptimo en la general de Andalucía– sino por su protagonismo contra adversarios de peso.

Sergio Higuita es la nueva sensación colombiana. País que todavía no conoce el techo de López, Bernal o Sosa, y ya cuenta con otra escarabajo pidiendo pista. ¡Y de qué manera! El diminuto escalador de 21 años, 1.66 m y 57 kg ya había enseñado sus atributos vestido con el rosa de Manzana Postobón, pero es evidente que ha trepado otro escalón en su progresión enrolado con la Fundación Euskadi.

Sí, porque entre tantas otras buenas decisiones tomadas por él y/o su entorno, en vez de debutar con EF Education First en el World Tour, fue cedido a préstamo durante un semestre al continental vasco. La apuesta salió redonda. Tanto, que Higuita “volará” antes para ponerse a disposición de “Rigo” y compañía.

Con ese pequeño atleta de Medellín -forjado en las competencias antioqueñas y pupilo de Luis Fernando Saldarriaga- habló ciclismointernacional.com en las últimas horas. Ese que se codeó sin sonrojarse con Alejandro Valverde, el colega que más lo ha impresionado.

Aunque seguro manejabas valores de los entrenamientos, correr no es lo mismo. ¿Te sorprendió el nivel que mostraste en tus primeras carreras con Euskadi?
Como bien dices, entrenando ya había visto que los valores eran muy buenos. Es la ventaja que tenemos con los potenciómetros. Mi director, Jorge Azanza, fue clave en ese punto. Me explicó cuál era mi nivel entrenando y me transmitió muchísima confianza para esas primeras carreras en Mallorca. Siempre vas con una pequeña duda, pero el trabajo psicológico de Azanza fue muy bueno. Y el apoyo de todos los compañeros de la Fundación Euskadi resultó clave. De repente, tenía a los demás chicos queriendo empujarme en carrera y eso siempre es una motivación especial. No les podía fallar.

¿Qué te han comentado los directores?
Jorge Azanza es mi director y Jesús Ezkurdia es el mánager del equipo. Con ellos tengo muchísima relación. Azanza es como un hermano mayor. Me transmite siempre ideas positivas: me insiste en que me olvide la presión y que me dedique a disfrutar de la bicicleta. Ha sido ciclista y eso se nota porque sabe muy bien todo lo que pasa por mi cabeza en cada momento. Y de Jesús… pues poco más te puedo decir. Para mí es como un padre en Europa. El no entra en los detalles técnicos o deportivos, pero sí me está dando muchos consejos personales. Cuando te salen tres carreras bien, aparecen muchos amigos. Pero tengo claro quiénes forman mi grupo de trabajo y quiénes de verdad se preocupan por mí como ciclista y como persona.

¿Cuáles han sido los grandes cambios respecto a tu paso por Manzana Postobón ?
Para empezar, tengo un año más y eso siempre se nota. El trabajo que había hecho con Saldarriaga había sido perfecto y siempre le estaré agradecido a él y a toda la familia de Manzana Postobón. Ahora hemos cambiado la preparación y, sobre todo, el calendario. Con el nuevo método de entrenamiento, posiblemente estoy haciendo menos horas de trabajo, pero con más cambios de ritmo. Mi punto fuerte siempre ha sido la aceleración y eso es lo que más hemos insistido.

Tu rendimiento, ¿ha variado en algo el calendario que tenías planificado?
Bueno, parece que debutaré con Education First en California. Pero primero hay que hablarlo con la Fundación Euskadi y cerrar todos los detalles. Además, tengo por delante varias carreras con Euskadi y me gustaría ayudar a mis compañeros en algunas de estas pruebas. Y para la segunda parte del año, la verdad es que no hay nada decidido. Ya tendré tiempo para reunirme con Education First y hablarlo. Sé que tienen todo planificado y pensado. Pero me gusta ir paso a paso.

¿Cómo siguen tu progresión desde EF Education First?¿tienes contacto con ellos?
Ahora mismo soy corredor de la Fundación Euskadi y me debo a mi equipo actual. Pero es evidente que hay contactos con Education First. Ya estuve con ellos en diciembre en Estados Unidos. De todos modos, de ese tema se encargan mi representante y Jonathan Vaughters.

¿En qué porcentaje de tu forma dirías que estás?
Pues no lo sé. Al final, no somos una máquina para concretar porcentajes. Si te soy sincero, pensaba que iba a empezar el año a medio gas para estar a tope en abril y mayo. Pero claro, no creo que pueda decir que he empezado el año fuera de forma. Eso lo que te demuestra es que a veces entrenas menos horas y los resultados salen mejor.

¿Tienes algún objetivo concreto para 2019?
Sí, afianzarme en vueltas de una semana. Creo que debe ser mi objetivo. También me gustaría correr el Mundial sub-23. Nunca he podido correr con Colombia y es algo que me encantaría.

Nunca corriste más días seguidos que una Vuelta a Colombia. ¿Trabajas de algún modo pensando en Grandes Vueltas?
No. Tengo 21 años y no hay prisa. Vamos a ir paso a paso. Y antes de pensar en Giro, Tour y Vuelta, creo que hay que pensar en las carreras de una semana. Las prisas son malas consejeras.

Sin entrar en comparaciones odiosas, ¿qué tipo de ciclista eres y/o quieres ser?
Quiero ser Sergio Higuita. Ni más ni menos. Eso sí, he visto de cerca a Alejandro Valverde y es un tipo que impresiona. Pero no por lo rápido que va. Eso ya lo ve todo el mundo. Me impresiona porque notas que le gusta mucho el ciclismo, que disfruta de la bici. Además, es muy sencillo. A mí me ha hecho varias bromas en el pelotón y es algo que dice mucho de él. Yo no soy nadie en el pelotón mundial y ver a un ciclista que es campeón del mundo y que viene a gastarte una broma y a hablar contigo es algo muy bonito.

Fuente: © http://www.ciclismointernacional.com/sergio-higuita-cuando-te-salen-tres-carreras-bien-aparecen-muchos-amigos/

FOTO : Iraia Calvo