Gobierno uruguayo elaboró nueva ley para sancionar el dopaje en el deporte.

0
166

La nueva ley Prevé sanciones deportivas y penales, que pueden llegar a la suspensión de por vida y a penas de hasta tres años de penitenciaría a quienes violen las leyes contra el dopaje

Sobre la base del “juego limpio” y la “protección de la salud de las personas que participan en competencias, el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un extenso proyecto de ley que crea una nueva normativa para la prevención y la lucha contra el dopaje deportivo.

El nuevo régimen jurídico se aplicará a todos los que integren una federación deportiva nacional o instituciones afiliadas, que quedarán obligados a cumplirlo, incluyendo los menores de edad.

Entre los aspectos llamativos del proyecto se incluyen una serie de sanciones, que serán de carácter deportivo o penal.

La larga lista de infracciones listadas en la iniciativa contempla la presencia de sustancias prohibidas, metabolitos o sus marcas en la muestra del atleta.

No será necesario demostrar un uso intencionado, culposo,negligente o consciente por parte del deportista para establecer una infracción antidopaje.

También el mero intento de uso de una sustancia o métodos prohibidos por la normativa y la negativa o resistencia del atleta a la extracción de muestras de control.

Serán consideradas además infracciones el no poder localizarlo para las pruebas correspondientes, la manipulación o el intento de cualquier parte del procedimiento de control antidopaje o la posesión de sustancias o métodos prohibidos.

Entre las sanciones previstas, se cuenta la suspensión atleta para desarrollar actividades deportivas, que podrá ir de uno a cuatro años, dependiendo de la gravedad de la infracción cometida.

En el caso de reiterarse la conducta, el proyecto prevé que castigos de hasta ocho años o, incluso, la suspensión de por vida.

En cuanto a los equipos, si más de dos de sus miembros cometieran una infracción a las normas contra el dopaje durante un mismo evento, será pasible de sanciones que van desde el descuento de puntos hasta la descalificación de la competencia.

El Estado pondrá la aplicación de la normativa en la nueva Organización Nacional Antidopaje, organismo honorario que será presidido por la Secretaría Nacional de Deportes, e integrado además por el Comité Olímpico Uruguayo.

En la institución actuará un Tribunal Disciplinario, integrado por tres miembros. De ellos, uno deberá ser abogado y otro médico.

Sus decisiones podrán ser recurridas ante una Tribunal de Apelaciones, que estará conformado de la misma manera.

La nueva ley tipificará además una serie de delitos relacionados con el dopaje deportivo.

Así, será penado con seis meses de prisión a tres años de penitenciaría la falsificación de los procedimientos de control, el tráfico de sustancias o métodos prohibidos.

La misma pena, con inhabilitación para ejercer cargos públicos, recibirá el que suministre o intente suministrar sustancias prohibidas a un deportista.

También a los que incurran en el dopaje de animales para competencias deportivas.

Las federaciones nacionales quedarán obligadas a aceptar e incorporar estas normas en forma directa en sus estatutos. Será condición excluyente para poder recibir apoyo económico o de otra naturaleza por parte del Estado.

FUENTE: © http://ecos.la