Evenepoel campeón de Europa y del Mundo de ruta y contrarreloj júnior se estrena en el WT en la Vuelta a San Juan.

0
255

En la máxima categoría aún no ha ganado. De hecho, ni tan siquiera ha debutado en la misma. Sin embargo, la participación del belga Remco Evenepoel en la Vuelta a San Juan causa expectación y está a la altura, si no por encima, de las estrellas ya consagradas que han asegurado su presencia en la prueba argentina: Peter Sagan, Nairo Quintana, Fernando Gaviria, Mark Cavendish, Julian Alaphilippe y Tiesj Benoot, entre otros.

“Estoy excitado e ilusionado ante mi debut en San Juan”, explica el joven talento belga. “Será mi primera carrera como profesional y además nunca he estado en Argentina”, añade con cierto nerviosismo y humildad.

Evenepoel, por si fuera poco, cumplirá 19 años en tierras sanjuaninas, ya que celebrará su aniversario el próximo 25 de enero, apenas dos días antes del inicio de la carrera. Sus resultados, espectaculares y casi inauditos en el pelotón júnior, han hecho que dé directamente el salto al campo profesional sin pasar por el sub 23. “Espero que, hasta el momento de la salida, el tiempo pase rápido porque estoy deseando lucir en competición los colores del Deceunik-Quick Step y enfrentarme a los otros participantes de la Vuelta a San Juan”, dice Remco.

El equipo que presentará Deceunik-Quick Step en San Juan será de auténtico lujo, no solo gracias a Remco Evenepoel y Julian Alaphilippe, sino también a Álvaro Hodeg, Max Richeze, Petr Vakoc e Iljo Keisse, quienes intentarán guiar y quitar presión a su joven y nuevo compañero.

Una trayectoria de ensueño
Antiguo jugador del PSV Eindhoven, capitán del Arderlecht y de la selección belga de fútbol en categorías inferiores y, finalmente, en las filas del Malinas, Remco había mamado ciclismo en su casa desde muy pequeño, ya que su padre –Patrick- incluso llegó a correr como profesional en los equipos Histor-Sigma y Collstrop, habiendo ganado el Gran Premio Valonia en 1993. Sin embargo, el fútbol llamó antes a su puerta.

Como central parecía llamado a ser uno de los grandes del balón, pero después de tocar el cielo fue perdiendo progresivamente la ilusión y en 2017 decidió sacarse su primera licencia como ciclista. En abril, con apenas unos meses de entrenamiento y después de perder con entrenamientos específicos algunos kilos de peso –de 70 hasta los 61 kg actuales-, corrió su primera carrera en abril y muy pronto llegaron los éxitos: la etapa reina de la Bizkaiko Itzulia, con final en las Cuevas de Pozolagua, una etapa de la Aubel-Thimister-Le Gleize, la Route des Géants… y la Philippe Gilbert.

Lo mejor, sin embargo, estaba por llegar. Y ha sido en 2018 donde Evenepoel ha explotado, convirtiéndose en un fenómeno tras ganar todo lo inimaginable. Y además de manera espectacular, desde lejos, en solitario… A lo Eddy Merckx, con quien por cierto el joven belga no quiere que se le compare. Kuurne-Bruselas-Kuurne, Carrera de la Paz, Trofeo Morbihan, G.P. Patton, Aubel-Thimister-Le Gleize… y los campeonatos de Bélgica, de Europa y del Mundo de línea y contrarreloj son algunos de sus éxitos.

En el Europeo estuvo fugado 100 km y sacó ¡¡¡9:44!!! al segundo clasificado. En el Mundial se convirtió en el primer corredor en ganar ambas pruebas en una misma edición cuando en la carrera de ruta se cayó y, tras perder casi dos minutos en el incidente, no solo cazó al grupo de cabeza, sino que finalmente se presentó en la meta en solitario. Mención especial merece su actuación en un critérium belga, en el que Remco se fugó, dobló a todos sus adversarios y, en aplicación del reglamento, dio por concluida la prueba por falta de rivales, quienes al ser doblados tuvieron que abandonar.

Antes de todo eso, a los 16 años, ya había deslumbrado con una marca de 1h.16 en el medio maratón de Bruselas. Y sin apenas entrenamiento. Sus facultades asombran y en los carreras se empiezan a ver ya las prendas con sus iniciales: R.EV 1703 (www.rev1703.com). El número se refiere al código postal de Schepdaal, donde reside, y los beneficios obtenidos con la venta van destinados a un hospital infantil.

En San Juan, Evenepoel tendrá la posibilidad de adaptarse y enfrentarse a las distancias del profesionalismo y al alto ritmo de competición de esta categoría, pero también podrá probarse en las llegadas a Punta Negra y, muy especialmente, puesto que se trata de un escalador, al Alto Colorado y sus 2.565 m de altitud.

Será también bonito ver su rendimiento en la contrarreloj de Pocito, sobre 12 km, teniendo en cuenta que entre los júniors tampoco ha tenido rival. La Vuelta a San Juan, en todo caso, será siempre recordada como el bautismo profesional de Remco Evenepoel, quien sabe si el nuevo ‘caníbal’ del ciclismo mundial.

PRENSA SAN JUAN

Foto ©Deceuninck – Quick-Step Cycling Team/ Sigfrid Eggers

Entrada relacionada

https://campeonesygregarios.com/2019/01/fernando-gaviria-la-bala-del-uae-team-emirates-en-la-vuelta-a-san-juan/