Conoce que es el paracycling y cuales son sus modalidades.

0
9238

Ahora que estamos en el mundial de ciclismo adaptado en Rio de janeiro es bueno dar a conocer más del tema.

El paraciclismo

Su denominación oficial en estamentos deportivos es ciclismo adaptado, es un deporte que deriva del ciclismo, específicamente adaptado para facilitar su práctica por ciclistas con discapacidades físicas que les impiden el uso de bicicletas convencionales. Su reglamentación depende de la Unión Ciclista Internacional desde el 7 de febrero de 2007, cuando recibió la encomienda del Comité Paralímpico Internacional.

En este deporte se utilizan cuatro tipos de vehículos (tanto en categoría masculina como femenina), todos ellos accionados mediante pedales y transmisión por cadena:

Tándem: bicicleta de dos plazas en línea, guiada por un ciclista sin problemas de visión que acompaña a un ciclista invidente.
Bicicleta adaptada: son bicicletas convencionales con algún tipo de adaptación mecánica para poder ser utilizadas por ciclistas con la amputación de alguna extremidad o con alguna lesión neurológica equivalente.
Triciclo manual: conocidos en inglés como hand bikes, disponen de tres ruedas y de unos pedales adaptados para ser accionados con los brazos. Están ideados para deportistas sin la capacidad de caminar, como parapléjicos o amputados de las dos piernas.
Triciclo: similar a una bicicleta convencional, pero con dos ruedas en vez de una en el eje trasero. Son utilizados por deportistas con problemas motrices y de equilibrio que les impiden utilizar bicicletas convencionales.

Reglamento

El paraciclismo sigue las mismas reglas generales establecidas por la Unión Ciclista Internacional, adaptadas en función del tipo de discapacidad contemplado en cada especialidad. Incluye numerosas modalidades (un total de 26, resultado de considerar los 13 grupos en que se dividen las cuatro especialidades —1 en tándem, 5 en bicicleta, otros 5 en hand bike y 2 en triciclo—, en sus categorías masculina y femenina respectivamente), tanto en ruta como en pista.

Categorías

La UCI establece una serie de categorías para el ciclismo adaptado en función de tres factores:

El género del participante
El tipo de bicicleta que le corresponde según sus características físicas
Su grado de discapacidad (con escalas numéricas de 1 a 5 como máximo, correspondiendo los números más bajos a los mayores niveles de discapacidad)
Para ello, utiliza un conjunto de códigos de tres caracteres (aunque algunas categorías solo utilizan los dos primeros), mediante los que se especifica:

(1) Género:
Se consideran género masculino y femenino:
M: categoría masculina (la letra M procede de la inicial de la palabra inglesa Men)
W: categoría femenina (la letra W procede de la inicial de la palabra inglesa Women)

(2) Bicicleta:
Se consideran cuatro tipos de vehículos, que tienen en común que siempre son accionados mediante pedales, con los que se transmite la fuerza de piernas o brazos a una rueda (o eje de dos ruedas) mediante una cadena. Se denominan genéricamente bicicletas, aunque tanto las handcycles como los triciclos (obviamente) tienen tres ruedas:
B: el tándem es el tipo de bicicleta utilizada, que cuenta con dos ruedas y con dos plazas en línea. Esta modalidad está específicamente diseñada para ciclistas invidentes, que van acompañados por un ciclista con capacidad de ver no profesional, que guía el tándem (la letra B procede de la inicial de la palabra inglesa Blind, ciego)
C: Se utilizan bicicletas convencionales, adaptadas específicamente en su caso a las prótesis de cada deportista. Esta categoría está ideada para competidores que han perdido (parcial o totalmente) alguna extremidad o la movilidad de la misma (la letra C procede de la inicial de la palabra inglesa Cycle, bicicleta)
H: se utilizan triciclos manuales (en ocasiones se denominan genéricamente bicicletas, aunque en realidad tienen tres ruedas), adaptados para deportistas sin movilidad en las piernas. Existen varios tipos de hand bikes: los AP2 (con el respaldo del asiento reclinado 30º cuando el ciclista puede permanecer parcialmente incorporado), los AP3 (con el ciclista totalmente tumbado cuando no es capaz de permanecer erguido) y los ATP3 (diseñados para competir con el tronco totalmente erguido, con el ciclista sentado o situado sobre las rodillas) (la letra H procede de la inicial de la palabra inglesa Handcycle, bicicleta manual)
T: Son auténticos triciclos, en los que el ciclista acciona los pedales con las dos piernas. Su estructura coincide con la de una bicicleta convencional en la que se ha sustituido la rueda trasera por un eje con dos ruedas. La modalidad está ideada pensando en deportistas con dificultades para mantener el equilibrio sobre dos ruedas (la letra T procede de la inicial de la palabra inglesa Tricycle, triciclo)

(3) Grados de discapacidad:
La UCI establece en el documento UCI Cycling Regulations (v.1.02.14)6​ una serie de categorías considerando el grado de discapacidad decreciente de los ciclistas (es decir, el número 1 corresponde a los grupos con el máximo grado de discapacidad), basándose en detallados criterios médicos.
B: En esta categoría se agrupan los ciclistas con problemas oculares que afectan total o severamente a su visión, de forma que les impiden conducir bicicletas convencionales. Esta dificultad se salva mediante el uso del tándem, guiado por un segundo ciclista (que no puede ser profesional) sin problemas de visión.
C1-C2-C3-C4-C5: estas cinco categorías engloban deportistas con lesiones (generalmente asimétricas) que afectan a la funcionalidad de piernas (y ocasionalmente brazos) en distintos grados (varios tipos de hemiplejia y de disfunciones motoras, incluyendo diversos grados de amputación de brazos y piernas), pero que sin embargo no les impiden utilizar (en ocasiones con prótesis) bicicletas convencionales ligeramente adaptadas. De forma general, las diferencias más significativas entre los grupos son:
Grado C-1: máxima discapacidad; atletas con alteraciones severas de la movilidad que para pedalear pueden utilizar solamente una pierna o ambas piernas con prótesis, como: amputados de una pierna (por encima de la rodilla) y de un brazo; de las dos piernas por las rodillas (con uso de prótesis); o con lesiones neurológicas equiparables.
Grado C-2: deportistas con otras alteraciones severas de la movilidad que implican el uso limitado de una pierna y de un brazo, como: amputados de una pierna por la rodilla y de un brazo por encima del codo; de las dos piernas por debajo de la rodilla y de un brazo por encima del codo; o con lesiones neurológicas equiparables.
Grado C-3: atletas con alteraciones severas de la funcionalidad de alguna extremidad, como: amputados de una pierna por debajo de la rodilla y de un brazo por encima del codo; de una pierna por la rodilla (con prótesis) y de un brazo por debajo del codo; de una pierna por la rodilla con prótesis; de dos piernas por debajo de la rodilla con dos prótesis; o con lesiones neurológicas equiparables.
Grado C-4: atletas con alteraciones severas de la funcionalidad de alguna extremidad, como: amputados de una pierna por debajo de la rodilla; de los dos brazos por debajo del codo con prótesis; o con lesiones neurológicas equiparables.
Grado C-5: atletas con alteraciones severas de la funcionalidad de alguna extremidad, como: amputados de un brazo por encima del codo; de un brazo por debajo del codo con prótesis; de los dedos de las manos; o con lesiones neurológicas equiparables.
La máxima discapacidad corresponde al Grado C-1, y la menor al Grado C-5.
H1-H2-H3-H4-H5: estas cinco categorías engloban deportistas con lesiones que afectan totalmente a la funcionalidad de las piernas, así como de los brazos en distintos grados (diferentes tipos de tetraplejía y de paraplejía), de manera que solo pueden utilizar los brazos para impulsar los pedales de triciclos manuales. De forma general, las diferencias más significativas entre los grupos son:
Grado H-1: máxima discapacidad; atletas tetrapléjicos (con movilidad reducida, total de piernas y severa de brazos) que compiten en bicicletas manuales tipo AP3 que les permiten ir totalmente tumbados.
Grado H-2: atletas tetrapléjicos (con movilidad reducida, total de piernas y limitada de brazos) que pueden competir en bicicletas manuales que les permiten ir totalmente tumbados (AP3) o reclinados 30º (AP2).
Grado H-3: atletas parapléjicos y hemipléjicos (con movilidad reducida en piernas) sin estabilidad en el tronco, que también compiten en bicicletas manuales que les permiten ir tumbados (AP3) o reclinados (AP2).
Grado H-4: atletas parapléjicos y hemipléjicos (con movilidad reducida en piernas y discapacidad parcial en los brazos) con estabilidad en el tronco, que compiten en bicicletas manuales que les permiten ir con el tronco totalmente erguido, arrodillados o sentados (ATP3).
Grado H-5: atletas con movilidad reducida en las piernas (generalmente amputados o con paraplejías no severas) con total estabilidad en el tronco, que compiten en bicicletas manuales que les permiten ir con el tronco totalmente erguido, arrodillados o sentados (ATP3).
La máxima discapacidad corresponde al Grado H-1, y la menor al Grado H-5.
T1-T2: estas dos categorías engloban deportistas con lesiones neurológicas que afectan al sentido del equilibrio de los deportistas o a su capacidad muscular, de manera que no pueden conducir adecuadamente bicicletas convencionales, utilizando triciclos para solventar este problema. No se contemplan amputaciones de extremidades. De forma general, las diferencias más significativas entre los grupos son:
Grado T-1: máxima discapacidad; ciclistas con hemiplejia, paraplejía o tetraplejía (todas en tercer grado), diversas disfunciones locomotoras severas.
Grado T-2: ciclistas con hemiplejia, paraplejía o tetraplejía (todas en segundo grado), y otras diversas disfunciones locomotoras menos severas.

Fuente:wikipedia.org

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here