El dopaje, problema que hay que acabar de raíz.

0
4305

Un manto de duda sobre el ciclismo colombiano, que tiene como protagonista al dopaje, es el tema de actualidad en el ciclismo mundial, los 8 positivos que se presentaron en la pasada Vuelta a Colombia y que fueron dados a conocer el pasado 28 de noviembre por la UCI, pusieron sobre el tapete una realidad de la que se hablaba en baja voz.

En la Vuelta a Colombia, sucedieron varias cosas que no pueden ser casualidad, 8 dopados en una sola competencia deja mucho que decir, además el único laboratorio válido en Colombia para hacer análisis de sangre y de orina en temas antidopaje, fue suspendido a principios de año, por lo que en esta edición de la vuelta las pruebas no las realizó Coldeportes, sino la Fundación Antidopaje de Ciclismo,que llegaron por sorpresa Colombia, quienes tomaron y enviaron las muestras directamente a un laboratorio en Estados Unidos. De los 8 involucrados, siete fueron por CERA, un EPO de tercera generación. Queda en evidencia que no es un tema de esta carrera o de este año, es algo a lo que el pelotón nacional se está acostumbrando.

Claramente no son casos aislados de deportistas tramposos o despistados, esto es un caso de dopaje sistemático y su final depende en gran parte de los mismos ciclistas, dejando de usar estas sustancias, y hablando. No puede ser que sean solo ellos los que paguen, tienen que contar quienes son los que distribuyen estas sustancias y las personas de los equipos que permiten y ayudan. Hasta ahora ninguno lo ha hecho, principalmente porque asumir ellos la responsabilidad, les asegura el regreso al ciclismo.

Sin duda es muy grande el daño que se está haciendo al deporte que más alegrías le ha dado a Colombia, nos puso en evidencia a nivel internacional, pero esto sucedería tarde o temprano Ya no podemos decir; “los colombianos lo único raro que consumen es bocadillo o panela” como alegremente se acostumbraba. Se ha corrompido la imagen del país, y esto también merma las aspiraciones de los jóvenes que sueñan con llegar a la máxima categoría del ciclismo mundial, ahora los equipos y esperamos que no sea así lo van a pensar dos veces antes de contratar a un colombiano. Robinson López, el campeón nacional sub 23 es uno de los 8 involucrados y el mejor ejemplo, de no ser por su positivo, iría rumbo a Italia a cumplir sueños.

Los deportistas no son los únicos culpables, la responsabilidad también es de otros personajes que se pasean por el pelotón nacional como si nada. Y aunque tampoco vamos a mostrar a los deportistas como víctimas, pues no son unos niños y tienen la principal responsabilidad sobre lo que hacen, el tema acá es que ellos, como principales implicados, sí pagan, pero los demás se lavan las manos y siguen con su labor, y por “los demás” me refiero a; los que distribuyen, Coldeportes que no hace pedagogía ni controles, equipos y médicos, y por supuesto Fedeciclismo.

Entre otras cosas, el presidente de la federación de ciclismo Jorge Ovidio González dijo a EL TIEMPO “decidimos tener una política de perseguir el dopaje en Colombia y seguro que caerán más” de acuerdo, mientras se sigan persiguiendo solamente a los ciclistas, si se hacen buenos controles, caerán más y más y más… Esto es un problema de fondo y lo que se tiene que buscar son soluciones, encontrando y acabando con los verdaderos culpables, educando a los ciclistas, implementando buenos controles en todo el calendario nacional. ¿con qué plata? podría ser con la que van a organizar la carrera Colombia Oro y Paz, está bien que se quieran realizar carreras importantes en Colombia, ya era hora, pero esa misma carrera, la podrían estar organizando con dinero de la empresa privada y utilizar los fondos públicos por ejemplo, para hacer una verdadera lucha contra el dopaje.

Santiago Soto para campeones y gregarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here