Julian Arredondo revela su desarmonia con el Trek después de dos años de espanto

0
5912

La temporada solo lleva una semana, pero Julian Arredondo cree que todo va a estar bien. Julian se comporto discretamente en la Vuelta a San Juan la semana pasada, su primera carrera de regreso al equipo Nippo-Vini Fantini, pero sólo hasta el final se dio la señal de que su carrera podría ser la de antes

Los dos últimos años fueron duros, muy duros, en su primer año como profesional, en el 2014, Arredondo se anunció como uno de los talentos más prometedores en el ciclismo, ganando dos etapas en el Tour de San Luis, terminando quinto en Tirreno-Adriatico, y luego ganando una etapa y la Clasificación de la montaña en el Giro d’Italia. Formó parte de la ‘nueva ola’ de escaladores colombianos, pero hombres como Nairo Quintana y Esteban Chaves lo han dejado atrás.

El  Trek rápidamente lo firmó por otros dos años, pero en el 2015 fue acosado por problemas físicos, con dolor constante en la pelvis y la parte inferior de la espalda que nadie podía resolver.

“Pensaba seriamente en retirarme”, dijo Arredondo a Cyclingnews en la Vuela a San Juan en Argentina. “Sólo eran problemas, problemas, problemas – siempre problemas.

“Durante dos años no entendimos por qué me dolía la espalda, por qué había tanta inestabilidad en la pelvis. Fue una prueba acabar de alguna manera las carreras. Al principio fui a ver a alguien y dijeron que estaba vinculado a mi mandíbula, entonces alguien más dijo que era que usé mis tacones demasiado cuando pedaleaba. Dondequiera que iba dijeron algo diferente.

Trek comenzó a perder la esperanza y mucho antes de que se abrieran las transferencias en agosto, estaba claro que no pondrían un nuevo contrato a su disposición.

Arredondo dice que no lo habría firmado, incluso si lo hubieran hecho, y queda claro que se siente infeliz por la forma en que fue tratado en el equipo estadounidense.

“No, no”, susurra, sacudiendo la cabeza con consternación, cuando se le preguntó si sentía que recibía suficiente apoyo allí.

“Ellos ayudaron con todo lo demás, pero con mis propios problemas, no. Fue difícil, en los equipos pequeños es más fácil resolver problemas, en los grandes equipos es más difícil. Para ellos es muy fácil simplemente firmar con otro ciclista.

“Pensé en hacer un descanso más largo pero el equipo no me lo permitió porque no tenían suficientes ciclistas para cubrir las carreras. Así que tuve que ir a competir en estuviera enfermo o no, si me sentía bien o me sentía mal, tenía que ir a correr “.

Arredondo ahora se encuentra de nuevo en el Nippo-Vini Fantini, donde logró los resultados que atrajeron al Trek. Es un paso hacia el nivel Pro Continental, pero esperamos que un paso hacia abajo sea dar un paso adelante y el optimismo no ha tardado mucho en volver.

“Fue una opción entre retirarme o encontrar a alguien que me ayudara, y estos chicos han ayudado, y ahora las cosas están mucho mucho mejor”, dice el ciclista de 28 años.

Pero es muy pronto en la nueva temporada, ¿cómo puedes estar seguro  que las lesiones niggling no volverá a estallar de nuevo?

“Porque he hecho varias etapas aquí y no tengo absolutamente ningún problema”, es la respuesta. “Antes haría una o dos etapas y me retiraba porque no podía continuar. Ahora, mi condición podría no ser grande, pero no hay problemas físicos, sin contorsiones – todo bien.

“Ahora el Nippo me ha dado una mano, me ha ayudado, he trabajado muy duro durante tres meses. Estuve en Italia durante uno o dos meses, haciendo sesiones con osteópatas, luego en Colombia haciendo ejercicios para la estabilidad de la pelvis. Comencé a entrenar bien otra vez haciendo tres, cuatro horas, una semana o dos a la vez. El cuerpo se siente bien, así que tengo mucha confianza en que este año las cosas van a mejorar “.

La decepción y la frustración no han dejado completamente a Arredondo , ya que se anunció a principios de este año que el equipo de Nippo había perdido una invitación al Giro de Italia – las tres semanas más importantes del año para un equipo italiano.

“Es una pena porque si vamos a comparar a los ciclistas de los otros equipos que fueron invitados como CCC-Sprandi, o Gazprom-RusVelo, son desconocidos”, dice. “Aquí tenemos pilotos italianos con muchas victorias – Damiano [Cunego], Ivan [Santaromita] que ha ganado allí, yo que ganó una etapa y las montañas en 2014. Es un caso de dinero. Si tienes dinero y tienes intereses [de negocios], te invitan. Si no … es una transacción.

Dicho esto, sólo ser capaz de montar su bicicleta sin dolor es satisfacción suficiente para Arredondo en este momento, y el suficiente optimismo le ha vuelto a permitir una sonrisa descarada y las intenciones de ganar algunas carreras a lo largo de la temporada.
.
“Estoy muy, muy motivado”, dice. “Parece que estoy empezando de nuevo.”

Fuente :cyclingnews

Foto :©luis Barbosa

Traducido por Ruben Dario Correa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here