El pelotón internacional hace un llamado contra los frenos de disco.

0
2878

La Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) ha pedido a la Unión Ciclista Internacional (UCI) que no prospere en su intención de ‘popularizar’ el uso de frenos de disco en las carreras profesionales.

Vuelve la polémica del uso de los frenos de disco en el pelotón internacional. Después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) tomara la decisión de suspender el uso de frenos de discos en carrera, sobre todo a raíz del grave accidente del ciclista español Fran Ventoso en la pasada París-Roubaix, este 2017 estaba previsto en teoría que la UCI retomara el proyecto de utilizar los frenos de disco, pero se ha encontrado con una fuerte oposición.

La Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) ha pedido a la UCI por segunda vez que prohiba su uso en las carreras profesionales y que además lleve a cabo un ensayo de todos los discos posibles.

La ACP habría enviado una carta a la UCI pidiendo que no se reintroduzcan los frenos de disco. La principal preocupación existente no es otra que el de la presencia en una misma carrera de diferentes sistemas de frenado, de diferentes ‘timmings’ de frenada, en función de si la bici del corredor incorpora freno de disco o no, lo que aumentaría la peligrosidad ante las diferentes reacciones y las dudas generadas. La carta que la ACP ha enviado está firmada por su presidente, el ex ciclista Gianni Bugno, y según explica ‘Cyclingnews’ va dirigida a Mark Barfield, jefe de la comisión técnica de la UCI, con copia al presidente de la UCI, Brian Cookson, y en ella se critica que no se hayan tenido en cuenta las opiniones vertidas por los ciclistas profesionales.

Más de 600 ciclistas están en contra

De hecho, según la propia ACP más de 600 corredores están en contra de la forma cómo se introdujeron los frenos de disco en el pasado ejercicio, pero al final son ellos los que tienen la última palabra. Tras lo acontecido en 2016 esta temporada se ha reabierto el periodo de pruebas en carreras élite UCI, estando su uso prohibido en el resto de carreras, y estando la potestad de tomar una decisión en manos de cada equipo.

Que se tenga constancia, hasta la fecha sólo dos corredores han competido montando en sus bicis los frenos de disco, a los que se les acopló unos bordes redondeados a modo de protección, con vistas a evitar que el perfil de los frenos ejerza de guillotina sobre el cuerpo de los ciclistas. Y ambos corredores defienden los mismos colores: los del Quick Step.

El belga Tom Boonen, que ya dijo que esta temporada los iba a utilizar, pasará a la historia como el primer ciclista en ganar una prueba montando una bici equipada con ellos. La victoria llegó en la Vuelta a San Juan, y la de Marcel kittel en el Tour de Dubai, y ambas presentaban características similares, como el hecho de producirse al sprint, una de las circunstancias de carrera más probables de que suceda algún percance. El alemán reconoció que a la conclusión de la prueba muchos se le acercaron para preguntarle por el rendimiento y el tacto de los frenos de disco, mientras Boonen se mostró encantado de recurrir a ellos: “Con los frenos de disco tienes mucho más feeling. Es la mayor innovación que he visto en mi carrera”.

Otros ciclistas, como Alberto Contador ni los han probado en carrera y tampoco los han montado en sus bicis de entrenamiento, y que sepamos no figura en su agenda más inmediata.

La ACP y la UCI ya se sentaron para hablar y trabajar sobre este tema en el primer mes de este 2017, pero de lo que se queja la Asociación de Ciclistas Profesionales es que el máximo organismo internacional del ciclismo para que hace caso omiso a sus palabras.

Fuente:©mundodeportivo

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here