Nairo Quintana tras el doblete Giro y Tour en el 2017, el ultimo que lo hizo fue Pantani en el 98.

0
2239

Tres veces ha subido Nairo Quintana al podio del Tour. En dos ocasiones fue segundo y el verano pasado, tercero. Siempre por detrás de Chris Froome. La carrera francesa se ha convertido en un empeño personal del colombiano. «El sueño amarillo» era su lema de la temporada pasada, pero acabó teñido de rojo con su triunfo en la Vuelta. Para esta temporada, Nairo ha decidido cambiar la planificación. Renuncia a la defensa del dorsal número 1 en la Vuelta y se centrará en el Giro y en el Tour. «Al Giro iremos a hacer representación», decía hace unos días en el diario colombiano «El Tiempo».

Miguel Ángel López, Nairo Quintana, Rodolfo Torres y Rodrigo Contreras en el Ascenso al cerro del Amago.

La obsesión de Nairo es el Tour y, aunque asegura que acudirá a prepararse para la carrera francesa, no renuncia al Giro. La carrera italiana fue la primera grande que ganó, en 2014, y este año celebra su centenario. Además, se le presenta el desafío de conseguir el doblete Giro-Tour, algo que nadie ha conseguido desde que lo logró Marco Pantani en 1998. El Tour que ganó el italiano fue el del escándalo Festina y desde entonces Alberto Contador es el único de los grandes que se ha atrevido a intentarlo. Las dos veces en que lo hizo consiguió el triunfo en el Giro, pero pagó el desgaste en el Tour. La primera vez que lo intentó, en 2011, se exhibió en la carrera italiana después de su positivo por clembuterol en el Tour 2010. Los dos resultados fueron anulados a pesar de que superó todos los controles. En 2015 repitió el intento y volvió a ganar el Giro, pero sólo pudo ser quinto en el Tour. Alberto se vio forzado a exprimirse al máximo para superar a Mikel Landa y a Fabio Aru.

Fausto Coppi fue el primero en conseguir el doblete en 1952. Le siguieron Anquetil, Eddy Merckx –tres veces–, Hinault –dos veces– Stephen Roche y Miguel Indurain, que lo logró en 1992 y 1993. En el 94 también lo intentó pero se encontró con Eugeni Berzin desatado. Después de Pantani se impuso el «estilo Armstrong», que se concentraba en la carrera francesa sin ni siquiera intentar poner un pie en cualquier otra de las grandes. Ni el Giro ni la Vuelta volvieron a verlo después de ganar su primer Tour.

Desde entonces, sólo Alberto Contador ha sido capaz de ganar dos grandes en el mismo año. Lo hizo en 2008, cuando corría en el Astana. Acababa de ganar su primer Tour en 2007, pero a su equipo le prohibieron participar en la siguiente edición. Alberto se esforzó en el Giro con tiempo de descanso suficiente para atacar la Vuelta. En sólo dos temporadas ganó las tres grandes. Algo que después repitió Vincenzo Nibali, aunque necesitó cinco temporadas para completar el triplete que comenzó en 2010 con la Vuelta y terminó en 2014 con el Tour.

A Nairo Quintana sólo le falta vestirse de amarillo en París para cerrar el círculo, aunque Eusebio Unzué, el mánager de Movistar, no acaba de confirmar su participación en el Giro. «Todavía no hemos definido el calendario de la temporada», afirmaba en «La Gazzetta dello Sport». Una situación que recuerda a la que vivió el equipo Movistar en 2014, cuando decidió enviar a Nairo al Giro después de haber sido segundo en el Tour. En la presentación del equipo, el colombiano seguía insistiendo en que le gustaría correr el Tour para dar un paso más en el podio, pero Unzué se mantuvo firme y Quintana ganó su primera grande en Italia. Después, se cayó en la Vuelta y tuvo que retirarse cuando era líder. La diferencia con lo ocurrido hace tres años es que tanto Unzué como Nairo ya lo avanzaron en noviembre en la primera concentración. «He corrido el Tour y la Vuelta con menos días de recuperación y no me ha pasado factura», decía Nairo.

Fuente:©larazon.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here