Su majestad Valverde, campeón del mundo en Innsbruck.

0
174
Valverde campeon en Innsbruck

15 meses después de romperse la rótula, el astrágalo y el calcáneo en un brutal choque contra una valla en el arranque del Tour de Francia 2017, Alejandro Valverde (Movistar Team) esculpió la mejor obra de su carrera como ciclista en otro lugar de habla germana, Innsbruck la capital del Tirol austríaco. El ‘Bala’ es, por fin, campeón del mundo.

El líder de la selección española, protegido de manera brillante por sus siete compañeros, corrió con enorme aplomo e hizo acto de presencia en la carrera en el momento indicado: los 2800 metros -con rampas medias del 11% y máximas del 28%- de la última subida, Gramartboden, conocida como Höll (‘Infierno’). Con Kwiatkowski, Roglic o Simon Yates ya fuera de la disputa en ese momento, solo siete ciclistas podían optar al triunfo en sus rampas: Valgren (DEN), escapado en la última subida a Igls; Alaphilippe, Bardet, Pinot (FRA), Moscon (ITA), Woods (CAN) y un Alejandro que superó el ‘muro’ con gran paciencia mientras Alaphilippe o Moscon perdían sucesivamente contacto.

La postrera llegada de Tom Dumoulin (NED) al terceto con Woods, Bardet y Valverde, los únicos que coronaron juntos la ascensión, no propició movimientos y Valverde se vio abocado a un larguísimo sprint, siempre en cabeza, en el que Alejandro logró su 122º triunfo en profesionales, sin duda el más importante en innsbruck. Una victoria que hace justicia con una de las grandes leyendas de este deporte y le reconcilia con unos Mundiales que, desde 2003, le habían ofrecidos seis medallas pero sin el ansiado oro entre las mismas.

DECLARACIONES:

Alejandro Valverde: “No me lo creo. Es increíble. Son muchos años luchando y al final se ha conseguido. Es la mejor victoria de mi carrera. Es lo que he soñado durante todos estos años. Es algo que perseguía y perseguía. He estado muchas veces cerca, llevaba seis medallas pero ninguna había sido de oro. Llegué a pensar que nunca podría ser campeón del mundo. Ya no me obsesionaba. Quería hacerlo lo mejor posible, pero sé que es muy difícil ganar, más siendo uno de los favoritos. Casi me había dado por vencido, pero al final se ha dado todo de cara. He tenido un día buenísimo, hemos corrido muy bien, la climatología ha sido perfecta y he podido cumplir ese sueño. Me acuerdo de mi familia, de toda la gente que me quiere y que siempre ha estado apoyándome… va por ellos y por todos los que se alegran -incluidos muchos rivales que me han venido a felicitar aquí en meta-. Este triunfo es para todos.

Quiero agradecer, sobre todo, a la selección española, por su trabajo ‘de diez’. Me han aportado una tranquilidad enorme, del primero al último. Pienso que la concentración que hicimos todos juntos sirvió de mucho. Hemos sabido encontrar un ambiente de familia que ha dado sus frutos en carrera. Todos han corrido muy atentos en las distintas fases de carrera. Mi labor era estar ahí en el momento adecuado, controlar bien las distancias en los puntos clave, lanzar mi sprint y vencer. Lo demás me lo han dado todo ellos y sabía que no podía fallarles, que tenía que darlo todo por el equipo.

Ha sido un sprint muy largo, en el que me han dejado toda la responsabilidad. He ido controlando la distancia hasta que a 350 metros de meta, he dicho: “¡Ahora! Arranco y no me espero a nadie”. Iba mirando por debajo del sillín y veía que estaban cerca pero no conseguían pasarme. A partir de ahí, la mezcla de emociones, sensaciones… ha sido inolvidable.

Me siento muy orgulloso de lucir este maillot. He estado en otros Mundiales en los que ha ganado otro compañero y lo disfrutamos, pero vestirlo tú mismo es una maravilla. Sagan me ha dicho que se alegra por mi triunfo. Que si no era él, le gustaba que fuera yo quien le relevara como campeón del mundo. Aún me queda tiempo para dejar de ser profesional, pero con un triunfo así, desde luego ya puedo retirarme tranquilo(ríe). Todo lo que venga a partir de ahora es un regalo. De hecho, todo después de la caída ya era un regalo. Yo pensaba en Düsseldorf que se había acabado mi carrera deportiva. Y volver, ganar 14 carreras, ser campeón del mundo… todo es un regalo“.

Prensa Movistar Team