Van Avermaet se viste de Amarillo en el Tour, Uran es top 10.

0
724

Gran especialista en este tipo de ejercicios, el equipo BMC ha ganado este lunes la contrarreloj por equipos de 35 km por las calles de Cholet. La formación de Richie Porte, que lograba imponerse en seis de las diez últimas cronos similares disputadas, y que ya se la adjudicó en 2015 con cinco de los ocho corredores presentes en esta tercera etapa, termina con un tiempo de 38’46’’, poniendo líder a Avermaet y echando por tierra los pronósticos que citaban con más frecuencia al equipo Sky, segundo a cuatro segundos. El tercer puesto ha sido para la formación Quick Step, que ha mantenido el suspenso hasta el final antes de quedarse a tan solo siete segundos de la victoria.

Mitchelton-Scott muestra el camino

El equipo Mitchelton-Scott, que se hacía con la victoria en este ejercicio en 2013 en Córcega, fue el encargado de empezar la prueba y optaba por liberar a sus escaladores Adam Yates y Mikel Nieve al principio. El equipo Sky salía a continuación con un enfoque diferente, con relevos continuos de sus ocho corredores. El resultado ha sido bastante similar, puesto que en el kilómetro 13, tan solo un segundo separaba a los dos equipos, con Movistar también empatado. En la meta, Sky saca cinco segundos a Mitchelton-Scott, mientras que, al final, Movistar cedía 49 segundos al equipo de Chris Froome en la meta de Cholet.

La etapa del equipo BMC, gran especialista en este tipo de ejercicio, despejó cualquier duda. A la cabeza en todos los puntos intermedios, los compañeros del equipo de Richie Porte llegaban a la meta con cuatro segundos de ventaja sobre Sky. La etapa era suya aunque su líder no consiguiera una gran ventaja en la general. “Tenemos buenos corredores, me han protegido bien y no ha sido muy duro para mí. Ha sido realmente genial ver un público tan numeroso. Es un buen resultado, pero queda mucho para el final. Ya vimos lo que pasó el primer día con mi caída. Todavía me queda mucho tiempo que recuperar frente a mis rivales”, comentaba Richie Porte que, como Chris Froome, perdía 51 segundos el primer día.

BMC especialista

Esta victoria, la cuarta de la temporada en una crono por equipos, le arrebata de nuevo a Sky este tipo de etapa en la ronda gala y pone a Avermaet como líder la clasificación general.

Los ganadores de la contrarreloj por equipos del Dauphiné, los protegidos de Dave Brailsford, han tenido que contentarse con un segundo o tercer puesto en las cuatro etapas similares que se han disputado en el pasado en el Tour. Sin embargo, el suspense duró hasta el final, primero con el equipo Sunweb de Tom Dumoulin, que llegaba a 11 segundos de BMC y, sobre todo, gracias al equipo Quick Step de Fernando Gaviria, descolgado a mitad de la prueba, y de Philippe Gilbert, dos corredores con opciones al maillot amarillo hoy. Al final, Gilbert, Julian Alphilippe, Bob Jungels e Yves Lampaert se han quedado a tan solo siete segundos de una victoria de etapa y de un maillot de líder.

Peter Sagan, por su parte, se quedaba rezagado a mitad de la etapa frente a sus compañeros del equipo Bora Hansrgohe. Sin embargo, ahora podrá concentrarse en el maillot verde, su favorito. El maillot amarillo ha cambiado tres veces de manos en la tres primeras etapas, lo que tan solo ha sucedido en otra ocasión en los últimos 25 años, concretamente en 2015.

Etapa para destacar la del equipo education first que gracias a su buen desempeño ya tiene a Rigoberto Uran entre los diez primeros de la General.

Clasificaciones