Cuando Colombia se vistió de Amarillo en el Tour de Francia con Víctor Hugo Peña

0
1099
Peña líder del tour de Francia

Aunque se ha estado cerca no se ha repetido la gesta lograda hace quince años cuando Colombia se vistió de amarillo en el Tour de Francia con Víctor Hugo Peña, quien contó detalles de los tres días que fue líder en 2003, lo que significó en su vida, lo cerca que se ha estado de repetirlo y analizó la edición de este año que inicia el próximo sábado 7 de julio.

Inolvidables. Tres días de ensueño, fantasía, alegría y mucho color, donde predominó el amarillo, el mismo que sobresale en la bandera tricolor. Hace quince años Colombia hizo historia, marcó su nombre en la carrera de ciclismo más grande e importante del planeta cuando el corredor Víctor Hugo Peña consiguió hacer realidad el sueño de muchos: vestirse de amarillo en el mismísimo Tour de Francia.

Toda una hazaña, un momento lleno de gloria. En la tercera etapa de la ronda gala de 2003, el bogotano, pero santandereano de corazón, ganó con su equipo, el US Postal Service de Estados Unidos, la contrarreloj por equipos, triunfo que le entregó el tesoro más preciado, el anhelado por muchos pero logrado por pocos, el maillot amarillo que lo identificaba como líder de la segunda de las llamadas Tres Grandes, el mismo que lució durante tres días, suficientes para dejar su huella y enaltecer el ciclismo colombiano en el Viejo Continente.

Fueron días para no olvidar; sin embargo, el protagonista de esta hazaña sigue tratando de recordar esas imágenes, pues la emoción de esos días lo sumergió tanto en el hecho que hizo que en su mente no quedaran grabados algunos momentos.

“Cada vez que llega este mes de julio, desde hace quince años, viene la misma pregunta. Sinceramente son tres días de los que no tengo recuerdos muy claros, no sé si por la emoción del momento, pero tengo recuerdos sólo del primer día en que subí al podio, pero los siguientes días no y no sé por qué. No tengo recuerdos del momento en que terminó la etapa, no me acuerdo de haber estado en el podio con el que ganó la etapa, con el de la Montaña, no recuerdo eso, quizás porque vivía un momento de emoción y tal vez también porque eran unos años en los que el ciclismo no es lo que es hoy en día en Colombia, me refiero al tema de redes sociales; entonces no me imaginaba el alcance que eso podía tener en mi país. Intento cada año tratar de recordar, de mirar imágenes y videos, pero es como si estuviera viendo otra persona. Seguramente algún día iré donde un psicoanalista y trataré de recordar esas imágenes”, expresó Víctor Hugo Peña en diálogo con EL MUNDO.

Víctor sabía que lo conseguido era algo importante, “porque para mí era demasiado importante, era un sueño cumplido”, pero lo que no se imaginó era si su hazaña “iba a tener repercusión en el país, porque eran años en los que pasaba lo que pasa hoy día en Colombia los días que hay fútbol y ganan también ciclistas, esas victorias no las conoce nadie, sólo los aficionados puros del ciclismo. Los triunfos que conseguíamos los sabían nuestras familias, los amigos y los aficionados cercanos, nadie más”.

Un triunfo no tan sorpresivo pero que le dio nombre
Desde el primer día de la carrera, el exciclista dio muestras de lo que iba a hacer, pues fue el mejor de su equipo en el prólogo, lo que le permitió estar por delante hasta de su jefe de filas, el gran favorito Lance Armstrong.

“En medio de la carrera se dio el que yo hubiese hecho tan bien el prólogo el primer día, tal vez no estaba en los planes del equipo que yo le ganara el prólogo a mis compañeros y quedara 1 segundo por encima del siguiente que era Armstrong. Estaba planeado o habíamos trabajado para ganar la contrarreloj por equipos de la cuarta etapa y estaba claro que ganándola y si no perdía tiempo el líder era yo, lo teníamos muy claro, sobre todo por mi condición de contrarrelojero, que fueron las que me llevaron a hacer parte de ese equipo”.

El haberse vestido de amarillo y lucir por tres días el maillot de líder no significó muchos cambios para Víctor Hugo, lo que hizo fue volverlo “conocido en el ciclismo europeo, hizo que me conocieran como el colombiano que fue líder del Tour, porque esto en Europa es algo que queda grabado para siempre, entonces me dio un estatus más alto. Además de ser conocido como el colombiano contrarrelojero, junto con Santiago Botero, que eso es algo que nunca antes sucedió y nunca más ha vuelto a suceder. Existieron siempre escaladores y siguen saliendo escaladores, es algo parecido a lo que pasa con Fernando Gaviria, que nunca antes hubo un sprinter en Colombia de esa categoría y no sabemos si después de esta generación Gaviria, Álvaro Hodeg, Nelson Soto y Sebastián Molano venga una nueva generación buena de sprinters; lo que sí está claro es que los contrarrelojeros no han vuelto a salir hasta el momento”.

Haber tenido la oportunidad de tener como compañero a Lance Armstrong es algo que hoy valora más, además de que también le aportó y le dejó algo, una característica que no se la ha visto a nadie: “Hoy en día le doy más significado a eso. En aquellos días era un compañero de equipo, el capo, el corredor que ganaba el Tour, pero hoy, cuando miro para atrás, sé la clase de corredor que fue. Independiente de todo lo que se diga, los que corrimos con él ninguno lo juzgó, lo juzgaron personas que estaban sentadas en una silla y en un escritorio y que no tuvieron que competir contra él. En el pasado, cuando corrí con él, era mi jefe de escuadra y le aprendí la disciplina, que tal vez no se la he visto a nadie todavía; una disciplina que rayaba en lo patológico, en la hora de dormir, levantarse, comer, entrenar, era muy matemático y rayaba a veces en lo enfermizo, tenía una disciplina que marcaba a todos los que pasaban por el equipo”.

Quince años sin repetir la gesta
Víctor Hugo Peña, de 43 años, lleva quince años siendo el único ciclista colombiano que ha logrado ser líder del Tour de Francia, algo que más que para él tiene un gran significado para el ciclismo colombiano.

“Más para mí es el significado que ha tenido para el ciclismo, para que la gente entienda que el Tour de Francia no es una carrera de farándula, no es como unos Premios MTV de la música. Hubo corredores muy grandes en la historia del ciclismo mundial que nunca fueron líderes del Tour, por ejemplo Raymond Poulidor fue segundo y tercero seis o siete veces y nunca se puso la camiseta amarilla, Tony Rominger nunca fue líder tampoco y muchos otros corredores grandes de la historia no fueron líderes del Tour. Entonces creo que fui uno de esos pocos que han sido líderes del Tour de Francia, pero seguramente este año o el próximo vendrá un líder más para Colombia o finalmente vendrá un colombiano que lo gané y siga escribiendo en ese libro de los muy pocos que se han ganado la camiseta amarilla”, detalló el ahora director deportivo del Team GW-Shimano.

Durante los últimos años, Colombia ha estado muy cerca de volver a repetir esta gesta. Con Nairo Quintana y Rigoberto Urán el país se ha ilusionado con ver de nuevo a un Escarabajo vestido de amarillo, pero no se ha logrado. Para Víctor Hugo esto no es causado “porque seamos demalas, porque el ciclista debió haber hecho esto y no lo otro, no. Esa camiseta amarilla no se la encuentran por casualidad, todos quieren ser líderes del Tour, entonces eso crea esa dificultad para los colombianos que llegan con esa opción, no de ser simplemente líderes sino de ganarlo, como lo son Nairo y Rigo, porque creo que ellos no van pensando en ser líderes sino de ganarlo”.

Opinión de la edición 2018 del Tour de Francia
Aunque muchas personas opinan que una edición del Tour es diferente a la de otro año, este exciclista, quien corrió profesionalmente hasta 2015, argumenta otra cosa: “Siempre he pensado que los que hacen duras las carreras son los corredores. Hay etapas míticas, esperadas durante años, con muchos metros de desnivel y que todo el mundo publica, pero resulta que en esa etapa no pasa nada. Pero sí pasa en una etapa llana, en la que hace viento, en la que hubo una caída y que nadie la tenía escrita”.

Para Peña Grisales, quien estará como comentarista durante esta edición del Tour de Francia, entre el 7 y 19 de julio, en Espn al lado del periodista argentino Mario Sabato, “el ciclismo como el deporte no está diseñado ni tiene un libreto donde esté escrito lo que va a suceder. El Tour de Francia tiene este año once corredores que para mí llegan con esa intención firme de poder ganarlo, como lo son Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Chris Froome, Tom Dumoulin, Vincenzo Nibali, Richie Porte, Mikel Landa, Alejandro Valverde, Primoz Roglic, Ilnur Zacarin y Romain Bardet. Los nuestros tienen dos dificultades que son la contrarreloj larga y la etapa de pavé, para todos los demás está la dificultad de la montaña, entonces creo que está repartido el pastel”.

Al ser preguntado si cree que este será el año de que Colombia consiga el tour de Francia, el experimentado exciclista afirmó que “no se trata de si este es el año, pudo haber sido el año pasado o hace dos. Llevamos unos años en los que pudieron haber sido. Desde mi experiencia veo que esos otros corredores están subiendo tan bien como Nairo y Rigo, que no es como dice la gente que Nairo llegó mal preparado, que no llegó igual, sino que están todos tan parejos en la montaña, que las diferencias son tan poquitas las que se hacen, que entonces tiene que suceder un día, un momento en una de las etapas en que uno de los dos nuestros tenga un gran momento y pueda sacar una diferencia que luego sea capaz de defender, porque esas etapas, hasta lo que hemos visto, en las que por ejemplo Nairo arranque y saque 1 o 2 minutos, no van a suceder, no han vuelto a suceder, y no es porque no estén bien, sino porque todos se preparan”.

Para Víctor, “no se trata de decir este año sí, porque bajo qué argumento se hace. Decir por ejemplo que Nairo este año en todas las etapas de montaña le ha sacado más de 2 minutos a sus rivales, ahí si podríamos decir este año sí, pero eso no ha sucedido; al contrario, hay corredores como Mikel Landa que ha sido capaz de hacer diferencia subiendo. La gente también crea una mala atmósfera dentro del equipo de Nairo, diciendo que tiene enemigos dentro, pero resulta que son corredores de tanta categoría como el mismo Nairo. El Tour hay que verlo, disfrutarlo y aceptar lo que suceda. Seguramente los que menos se equivoquen, los que más ahorren, los que más sepan guardar de cara a esas tres semanas serán los que mejor lo hagan al final y entre los que se disputen el título”.

Reviva en este video el día en que Víctor Hugo Peña ganó la Contrarreloj por Equipos con el US Postal y se vistió de amarillo:

Fuente:©elmundo.com Autor: Merlyn Álvarez Hincapié

@M_AlvarezH