“Yo no vine al Movistar para ser gregario. Ahora sí soy libre”. Mikel Landa.

0
3961

Al novato, en la concentración invernal del Movistar, le obligaron a vestirse con una camiseta y un gorro de rayas de presidiario y a posar con un cartel con el emblema FreeLanda. El vasco Mikel Landa (Murguia, 1989) inicia 2018 sin esos grilletes de gregario que han frenado su progresión. El escalador se hartó de guardar las espaldas de Chris Froome y de Fabio Aru y fichó por la escuadra de Eusebio Unzué para ejercer de líder.

Abandona la condición de gregario para asumir galones en el Movistar y pujar por el Tour. “La relación con Nairo es fría, pero seremos amigos”

En el último Tour de Francia se quedó a un segundo de la tercera plaza. Su director en el Sky, Nicolas Portal, le obligó a sacrificarse en beneficio de Froome. Ahora, sin esas ataduras, pretende marcar un época en el ciclismo. Osadía y carácter no le faltan.

Mikel Landa es un corredor con discurso corto, pero contundente. Comprometido con su tiempo. No dudó en respaldar las iniciativas que reclamaban prescindir de las azafatas-florero en los podios. Ha financiado una web de ciclismo (Zikloland) y ha asumido la gestión de la Fundación Euskadi, evitando la desaparición del grupo deportivo que le otorgó la primera oportunidad para abrirse camino en el ciclismo profesional.

“Me motiva el Tour”

Serio, poco amigo de los periodistas, orgulloso, muy exigente consigo mismo, a Landa no le asuntas los retos de enjundia. Su objetivo es conquistar el próximo Tour de Francia, una prueba en la que aún se desconoce si participará su ex compañero Chris Froome debido al positivo por Ventolín. «La carrera que siempre me había gustado era el Giro de Italia, pero después de la experiencia vivida este año, lo que ahora me motiva es el Tour», explicaba el escalador en la presentación de la nueva temporada del Movistar, una formación en la que compartirá jerarquía con Alejandro Valverde y Nairo Quintana.

Pregunta.- Un trío de ases para derrotar al intimidador Sky. Respuesta.- Para vencer al grupo más poderoso es necesario presentar el equipo más fuerte. Al Tour iremos los tres, luego la carretera pondrá a cada uno en su sitio. En principio, Nairo y Valverde deben estar por delante, porque llevan aquí más tiempo y tienen más palmarés.

P.- ¿En un equipo con tres líderes, usted podrá tener libertad para ser valiente?R.- ¿Porqué no? A ver cómo lo gestionan los directores. Yo no vine al Movistar para ser gregario. Ahora sí soy libre.En el conjunto de Unzué he encontrado la concordia ausente en Astana y Sky. «En el Movistar hay mas cercanía, más sencillez. Uno se siente más cómodo al convivir con corredores españoles. El pasado año, Quintana, Valverde y yo éramos rivales, pero ahora ya no es así. En el tiempo que ya llevamos juntos he visto que Alejandro es más cercano, agradezco esa simpatía. Con Nairo la relación es más fría, pero seguro que al final seremos amigos».

Apuesta por el Mundial

El colombiano, siempre algo distante, no cree que la llegada del vasco altere la armonía del grupo: «Los tres iremos al Tour, este año tenemos un equipazo. Mikel Landa es un compañero, no un rival. Habrá oportunidades para todos, ya nos apañaremos».

Landa arrancará la temporada en la Vuelta a Andalucía (14-18 de febrero) después participará en varias carreras de una semana hasta encontrar el punto de forma óptimo para el Tour de Francia. Su segundo gran apuesta del año será el Mundial de Innsbruck (30 de septiembre), con un recorrido destinado al lucimiento de los escaladores, con durísimas rampas, algunas del 25% de desnivel. «Es cierto que para acudir al Mundial la mejor preparación se alcanza participando en la Vuelta, pero ahora sólo pienso en el Tour», insiste el vasco. Para acudir a Innsbruck debe ser seleccionado por Javier Mínguez, con quien no simpatiza mucho. El técnico, por tradición y currículo, está obligado a otorgar galardones a Valverde, que aspira a conseguir, por fin, una medalla de oro. El murciano iniciará la campaña en la Challenge de Mallorca (25-28 de enero), y Nairo Quintana, en la novedosa carrera de su país Oro y Paz, (16-11 de febrero). Landa está destinado a tomar el relevo de Alberto Contador en el favoritismo del aficionado español, algo que no le inquieta: «Tras la retirada de Alberto no noto más presión, pero sí veo más interés entre los periodistas. También veo que la gente me conoce más y que valora más el trabajo. Sin embargo, ahora mismo, en el ciclismo español, no hay relevo para Contador, porque nadie tienes opciones de ganar en todas las carreras grandes», explicaba en la presentación del Movistar, al lado de Eusebio Unzué, muy satisfecho con el fichaje del vasco. «Hace tiempo que queríamos contar con Mikel. Estoy convencido de que nos proporcionará muchos día de gloria», advierte el preparador.Landa, en su primer año de libertad, emprende un vuelo preñado de apasionantes desafíos.

Fuente: elmundo.es